Infecciones urinarias

Cómo prevenir infecciones urinarias en bebés y niños pequeños

Entre los niños, las infecciones urinarias pueden llegar a ser muy comunes, e incluso peligrosas cuando no son tratadas rápidamente, ya que pueden dañar los riñones. Por suerte, existen algunas pautas básicas que pueden ser de mucha ayuda a la hora de prevenirlas fácilmente.

Cómo prevenir infecciones urinarias en bebés y niños pequeños
Foto: Istock

¿Sabías que las infecciones del tracto urinario en los niños suelen ser más comunes que en las niñas? La presencia de algunos síntomas típicos, como ardor y molestias al orinar, suelen sugerir la existencia de una infección urinaria, pero no siempre se producen síntomas o signos tan evidentes. 

Y es que, aunque podemos llegar a pensar que las infecciones urinarias afectan únicamente a los adultos, la realidad es que los niños también las padecen. De hecho, ante el menor síntoma debemos acudir rápidamente al médico, ya que si la infección no se trata rápido puede llegar a los riñones y dejar secuelas.

Por este motivo, no solo es conveniente conocer qué síntomas pueden surgir, sino qué debemos hacer para evitar que el bebé y el niño pequeño sufran una infección del tracto urinario. 

¿Qué es una infección del tracto urinario? ¿Y por qué ocurre en bebés y niños pequeños?

La infección del tracto urinario en los niños es médicamente definida como la presencia en la orina de al menos 100.000 bacterias de un solo tipo por ml. Se trata de una enfermedad relativamente habitual en los niños (entre un 2 a un 5 por ciento), aunque es cierto que se da cuatro veces más en las niñas.

Esto significa que, con mayor frecuencia, las infecciones urinarias tienden a ser causadas por bacterias, las cuales ingresan al tracto urinario desde la piel ubicada alrededor del ano o de la vagina. Y, precisamente, este tipo de infecciones suelen producirse en la mayoría de las ocasiones cuando este tipo de bacterias, u otras bacterias, se propagan desde el ano hasta la uretra. 

Podemos mencionar principalmente la cistitis o infecciones del tracto urinario inferior de la vejiga y la pielonefritis, o infecciones urinarias superiores del parénquima renal. 

Consejos útiles para prevenir infecciones de orina en los niños

A la hora de reducir el riesgo de infecciones de orina en los niños, es conveniente enseñarle a nuestro hijo una serie de hábitos diarios básicos y correctos que puedan acabar siendo de muchísima utilidad en este sentido.

Beber mucha agua ayudará a que la orina se encuentre menos concentrada, de manera que reducirá, con ello, el riesgo de infección. No en vano, el estado de hidratación se ha relacionado con el riesgo de infección del tracto urinario.

Además, orinar a menudo vacía la vejiga, ayudando a que funcione correctamente y disminuyendo igualmente el riesgo de infección. De hecho, la micción regular ayuda a eliminar las bacterias presentes en el tracto urinario

Consejos para prevenir las infecciones de orina en los niños
Foto: Istock

Por este motivo, es conveniente animar al niño/a orinar a menudo, ya que retenerla por mucho tiempo puede conducir a una acumulación de bacterias, aumentando el riesgo de infección.

Algún que otro estudio ha sugerido que aumentar la ingesta de vitamina C puede ayudar a proteger contra las infecciones del tracto urinario, ya que aumentaría la acidez de la orina, eliminando con ello las bacterias causantes de infección. Las frutas y verduras, especialmente ricas en esta vitamina, son una manera excelente de aumentar su ingesta.

Después de defecar, es conveniente limpiar las nalgas de un lado al otro, y lavar el perineo adecuadamente en el bidé. Esto ayudará positivamente a la hora de evitar la contaminación con bacterias presentes normalmente en el ano.

Enseñar al niño/a técnicas de limpieza seguras, sobre todo luego de defecar, es fundamental. Es más, en el caso de las niñas, limpiarse de adelante hacia atrás disminuye la probabilidad de que las bacterias del ano se transfieran a la uretra.

También es recomendable usar ropa interior de algodón, ya que la ropa interior sintética promueve la sudoración y, con ello, la proliferación de microbios

Algún que otro experto aconseja evitar los baños de burbujas en las niñas, dado que podrían permitir que las bacterias, y el jabón, entren en la uretra, causando irritación y aumentando el riesgo de infección.

En el caso del bebé, es fundamental cambiarle los pañales con frecuencia, para evitar que esta área se encuentre constantemente humedecida, ya que podría aumentar igualmente el riesgo de infecciones.

Por otro lado, ¿sabías que el estancamiento de las heces en el recto favorece la proliferación microbiana? Por este motivo, es igualmente imprescindible tratar el estreñimiento del niño.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo