TEA

¿Cómo pueden los niños y niñas interactuar con un compañero con TEA?

Muchas veces los padres no saben cómo sus hijos pueden relacionarse con un niño con autismo y les surgen dudas cuando se enteran de que algún compañero de clase padece este trastorno. Aclaramos algunas dudas.

Para las familias que tenemos hijos con autismo, es muy común usar el término “neurotípico” para la persona que no está dentro del espectro autista.

En muchas ocasiones hemos recibido preguntas sobre, ¿cómo pueden los hijos e hijas neurotípicos de nuestros amigos, interactuar con nuestros hijos? Esto nos deja claro que existe una intención de generar inclusión entre los niños, pero la mayoría de las veces, no saben cómo hacerlo.

Es muy alentador que los adultos estén dispuestos a enseñar a sus hijos e hijas que existen personas diferentes a ellos y que no todos los seres humanos vemos el mundo de la misma manera. Al final de cuentas esos niños y niñas crecerán y serán los miembros de una generación con mayor información y más inclusiva.

Para todos aquellos padres y madres que tienen interés en que sus hijos interactúen con algún familiar, amigo, compañero dentro del espectro autista hemos preparado una serie de recomendaciones básicas desde mi experiencia como padre de Junior y Elías.

1. Expectativas: como hemos mencionado anteriormente, los niños con TEA por lo general no muestran mucho interés en la interacción social, y por lo menos con mis hijos es más marcado todavía con niños, les gusta y les llama más la atención estar con adultos. Cada niño es diferente y puede reaccionar de manera diferente, pero considero que lo primero que le diría a un padre de un niño neurotípico sería que probablemente el niño con TEA no muestre mucho interés al inicio en interactuar con él, esto no quiere decir que así será siempre, estoy seguro de que los niños TEA están igual de emocionados por hacer nuevos amigos solo que lo gestionan diferente.

2. Interacción: existen diferentes métodos para llamar la atención de los niños TEA, en mi experiencia no hay nada mejor que las pompas de jabón y los globos. Estos materiales son muy fáciles de usar y hacen que los niños TEA centren su atención en la persona que lo está utilizando, se recomienda usar estos materiales cerca de la cara para fomentar un contacto visual. Otro método que suele funcionar muy bien es la “estupidez creativa”. esto es simplemente hacerse el tonto… como el niño TEA es tan estructurado darle una banana cuando pide una manzana seguro que llamará su atención y lo hará querer interactuar.

3. Diversión: a los niños TEA les encanta divertirse como a todos los niños, probablemente encuentren esta diversión en cosas diferentes, por eso es importante saber qué les gusta y qué no. Por ejemplo, si a Elías le muestras un animal es muy probable que mencione su nombre y empiece a jugar con él a hacer sonidos o imitarlo. Con Junior probablemente tu hijo se lo ganaría tocando algún instrumento musical o jugando con cochecitos. ¡Para un niño neurotípico seguro que será divertido meterse un rato en el mundo TEA, seguro que se sorprenderá!

4. Seguridad: existen varios mitos sobre la agresividad en niños con TEA, en mi experiencia personal puedo asegurar que los niños no hacen daño y que tu hijo neurotípico no corre ningún peligro estando cerca de ellos. Es verdad que a veces pueden tener reacciones algo diferentes a lo que estamos acostumbrados como taparse los oídos, gritar o en algunas ocasiones empujar o querer morder, pero hay que tener presente que todas estas conductas son resultado de una frustración que ha escalado y no se ha podido controlar. Conociendo al niño podemos saber qué estímulo le molesta y podemos evitar que la situación negativa aumente.

5. Inclusión: para mí la palabra inclusión representa respeto y aceptación de las diferencias de otra persona sin ningún tipo de juicio. Es importante dejar claro que los niños con TEA, ven el mundo de una manera diferente, que pueden ser hiper o hipo sensibles a algún estímulo y que tienen dificultad para la interacción social, pero también es cierto que al final son niños y tienen las mismas ganas de jugar y divertirse como todos y tienen un corazón enorme y bondadoso.

Espero que estas recomendaciones te sean de utilidad y que la próxima interacción tuya o de tus hijos con alguien con autismo sea una experiencia muy enriquecedora.

Ernesto Larre

Presidente www.autism4good.org

Ernesto y sus hijos

Ernesto Larre

Nací hace 36 años en la Ciudad de México, soy Veterinario especialista en perros y gatos de formación, aunque actualmente me dedico a las ventas y el marketing en una empresa trasnacional. Llevo 4 años viviendo en Madrid junto a mi familia. Soy padre de “Junior” y Elías, dos mellizos divertidos y cariñosos que fueron diagnosticados dentro del espectro autista hace 2 años. Soy presidente y socio fundador de la asociación “Autism 4 good” cuyo propósito es hacer un mundo mejor y más inclusivo para las personas dentro del espectro autista. Soy un apasionado de mi familia, aficionado al fútbol, amante de los animales, los libros sobre liderazgo y pienso que no existen imposibles, de hecho, una de mis frases favoritas es de mi ídolo Michael Jordan y es esta: “Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo