Remedios caseros

Cómo quitar el pegamento que queda después de retirar una tirita

A los niños les encantan las tiritas, especialmente cuando las heridas son muy pequeñas (sobre todo cortes sin importancia). Pero, ¿de qué forma es posible retirar el adhesivo que se queda pegado a la piel, sin hacer más daño?

Cómo quitar el pegamento que queda después de retirar una tirita
Foto: Istock

Incluso sin lesionarse o hacerse heridas, a mi hija pequeña le encanta ponerse tiritas en los brazos y piernas. Le resulta divertido escoger la tirita en el envase (especialmente si tiene dibujitos), y luego ponérsela sobre la piel. Y, como ella, a muchos niños en todo el mundo les ocurre exactamente lo mismo.

Pero, aunque puede ser muy divertido que nuestros hijos se pongan tiritas, retirarlas acaba convirtiéndose en otra historia, especialmente cuando se las mantienen puestas durante algunas horas. 

Afortunadamente, existen algunos trucos sencillos y simples que ayudarán a quitar el pegamento que queda después de eliminar una tirita, de forma fácil y sin dañar la piel de los más pequeños. Y, lo que es más importante, retirar el pegamento que queda luego.

Algunos consejos útiles para quitar las tiritas

Después del baño

Si ya has utilizado tiritas en más de una ocasión, es muy probable que ya sepas que retirar una tirita con la piel seca puede llegar a ser bastante complicado, sobre todo cuando lleva horas o días puesta. 

De ahí que sea mucho más recomendable humedecer primero la tirita o el vendaje antes de retirarlo de la piel. ¿Cómo? Es muy sencillo, ya que podemos hacerlo simplemente después del baño. Por ejemplo, después del baño diario de nuestro hijo/a, la humedad ayudará a que la tirita se despegue ligeramente. También es posible humedecerlo con la ayuda de un paño húmedo en función de lo que sea necesario.

Debilitar la tirita con aceite

Aunque no lo creas, el aceite para bebés también puede ser de muchísima ayuda a la hora de retirar las tiritas de su delicada piel. Al igual que cualquier aceite vegetal (como el aceite de oliva o el aceite de coco), la vaselina o incluso el champú infantil.

Basta con remojar una bolita de algodón con el producto que hayamos escogido y, seguidamente, frotarlo con suavidad sobre la tirita, hasta que se caiga.

Cómo retirar el adhesivo que queda después de quitar la tirita

Ahora bien, una vez retirada la tirita es bastante probable que en la piel haya quedado algo de pegamento o adhesivo, sobre todo cuando la tirita ha estado puesta durante algún tiempo en el mismo sitio. Si es así, existen otros consejos sencillos que pueden ayudar.

Debilitando el adhesivo con aceite

Lo cierto es que el aceite para bebés, el aceite de oliva o de coco o nuevamente la vaselina pueden ser igualmente útiles para eliminar el adhesivo de la tirita

En este sentido, los pasos a seguir son absolutamente los mismos que a la hora de retirar la tirita: empapa muy bien un disco o bolita de algodón (también puede funcionar con un bastoncillo), y seguidamente frota con suavidad la tirita hasta que se caiga. Nuevamente, puedes volver a hacer lo mismo con la piel, hasta que el pegamento desaparezca.

Consejos para eliminar el pegamento de las tiritas
Foto: Istock

Con la ayuda de alcohol

Con especial cuidado, especialmente si la herida ya se ha cerrado (para no hacer daño), el alcohol isopropílico puede ser otra opción tan útil como interesante.

Solo es necesario frotar la tirita con un poco de esta sustancia hasta que el adhesivo se disuelva lentamente. Eso sí, dado que puede resecar la piel, se debe enjuagar el área después de hacerlo.

Congelando el adhesivo con hielo

Podemos envolver algunos cubitos de hielo en una toalla fina, o en papel de servilleta, y frotar suavemente sobre la tirita. El hielo actuará haciendo que el adhesivo tienda a volverse quebradizo, lo que, a su vez, hará que sea más sencillo quitarlo de la piel. Lo mismo ocurriría con el adhesivo.

Otros consejos

También es posible eliminar cualquier residuo que quede en la piel después de retirar la tirita optando por productos específicos para la eliminación de adhesivos, aceite, humectantes suaves o, simplemente, con un poco de agua y jabón de bebés.

Eso sí, si luego de usar una tirita durante uno o dos días surge una pequeña erupción roja, con picazón, es posible que se haya producido una alergia al pegamento, algo muy común ya que se debe a una dermatitis de contacto como reacción. Si es así, es recomendable consultar al pediatra de nuestro hijo/a.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo