Primeros auxilios

Cómo reanimar a un bebé o a un niño tras un golpe

4 minutos

Cuando tras un accidente o un atragantamiento el niño deja de respirar hay que hacerle maniobras de ventilación y sobre todo masaje cardiaco.

Cómo reanimar a un bebé o a un niño tras un golpe

Después de un golpe en la cabeza o un accidente, un niño puedo necesitar unos primeros auxilios como las maniobras de reanimación y masaje cardíaco. La reanimación puede perjudicarle si respira. Cerciórate de que no lo hace: durante diez segundos mira si se mueve el pecho, acerca la mejilla a su boca, escucha el paso del aire.

Antes de empezar

  • Asegúrate de que no le moleste nadie.
  • Averigua si está consciente, sin zarandearle ni sacudirle, solo tócale para ver si responde.
  • Si está desmayado, pide a una persona que te ayude.
  • Túmbale en una superficie dura boca arriba y con el cuerpo estirado.
¿Respira?
  • Coloca tu mano en su frente para sujetarle la cabeza y obligar a que su mentón se eleve. Con dos dedos de la otra mano sujétale la barbilla y ábrele la boca. 
  • Las maniobras de reanimación pueden perjudicarle si respira. Cerciórate de que no lo hace: durante diez segundos mira si se mueve el pecho, acerca la mejilla a su boca, escucha el paso del aire y nota si hay aliento. Mira si hay algún cuerpo extraño en el interior de la boca pero no introduzcas los dedos ni otra cosa para buscarlo.

BEBÉ (menor de un año)

Boca a boca
Inicio masaje
  1. Hazle cinco ventilaciones: sopla aire en su boca y nariz a la vez durante un segundo cinco veces.
  2. Observa si hacen efecto. Si el niño no responde, hazle un masaje cardiaco: haz 30 compresiones en el tercio inferior del esternón (aproximadamente un dedo por debajo de la línea de los pezones) con los dedos índice y corazón.
  3. Después, haz dos ventilaciones boca a boca-nariz y otros 30 masajes cardiacos. 

 

NIÑO (mayor de un año)

Escucha
Pinza
Masaje
  1. Pinza su nariz con los dedos pulgar e índice de la mano con la que le sujetabas la frente (ver antes de empezar) y mantén su boca abierta con la otra mano.
  2. Haz 5 ventilaciones de un segundo cada una soplando aire en su boca.
  3. Observa si hay algún cambio. Si el niño no responde, hazle 30 compresiones en el tercio inferior del esternón (un dedo por debajo de la línea de los pezones) con la almohadilla de la palma de la mano. 
  4. Si el niño es mayor y fuerte, presiona con las dos manos, poniendo la almohadilla de una mano sobre la otra. Aprieta hasta hundir un tercio de la anchura del tórax.
  5. A continuación, haz dos ventilaciones boca a boca y después 30 compresiones torácicas (secuencia 30/2).
  6. Muy importante
  7. Si estás solo con el niño, haz estas maniobras durante un minuto. Después  puedes dejarle un momento para llamar al teléfono de emergencias 112.
  8. Puedes empezar la reanimación con el masaje cardiaco, saltándote las cinco primeras ventilaciones. Lo más importante es seguir la secuencias 30/2 (30 masajes por cada dos respiraciones). 
  9. Las compresiones deben tener un ritmo constante y bastante rápido (unas tres secuencias de 30/2 por minuto). 
  10. Debes detenerte si ves que el niño empieza a respirar, cuando llega ayuda médica o cuando te sientas exhausto.

Si estás solo con el niño, haz estas maniobras durante un minuto. Después puedes dejarle un momento para llamar al teléfono de emergencias 112.

Muy importante

  • Puedes empezar la reanimación con el masaje cardiaco, saltándote las cinco primeras ventilaciones. Lo más importante es seguir la secuencias 30/2 (30 masajes por cada dos respiraciones). 
Reanima 2
  • Las compresiones deben tener un ritmo constante y bastante rápido (unas tres secuencias de 30/2 por minuto). 
  • Debes detenerte si ves que el niño empieza a respirar, cuando llega ayuda médica o cuando te sientas exhausto

 

Choque por accidente

Es el estado previo al paro cardíaco. Se produce cuando, por diversas causas (accidente, alergia, etc.), el niño no reciben suficiente oxígeno. Es una situación muy grave, que requiere atención urgente. Por eso es muy importante reconocer los signos.

 

Cómo reconocerlo

llanto

Observa la apariencia del niño: 

  • Cuando está entrando en estado de choque no tiene buen tono, no responde a los estímulos, no mira si le hablan, está inconsolable, muy agitado y tiene más pulsaciones de lo normal.

Comprueba su respiración: 

  • Está acelerada o le cuesta respirar y hace ruidos

Qué hacer

Actúa guiándote por los signos que observas.

Si respira rápido pero sin dificultad:

Llévale a urgencias.


Si le cuesta respirar o hace ruidos 
y está pálido:

Llama al 112.

Si no respira:

Realiza las maniobras de reanimación.

Causas

Brecha

 Hemorragia

Un niño de 10 kg de peso tiene unos 800 cm3 de sangre; si se hace una herida y la sangre perdida hace un charquito, la hemorragia es grave. Lo más importante es controlarla. Presiona con fuerza la herida con una o más gasas y eleva sus piernas para que la sangre vaya  hacia el corazón y el cerebro.

Gastroenteritis

Puede sufrir un choque si vomita muchas veces (8 ó 10) y tiene varias diarreas (3 ó 4) en un plazo corto de tiempo (unas 3 horas). Si está consciente, dale agua o suero rehidratante.
Infección.

Pueden llevar a un choque una neumonía, una  meningitis o una infección generalizada.

Alergia

Se produce inflamación de piel (urticaria) y de las mucosas, que causa graves dificultades respiratorias.

Diabetes

El niño puede sufrir un choque si está descompensado.

Etiquetas: accidentes caseros, accidentes infantiles, chichón, chichón cabeza, golpe cabeza, golpes cabeza niños, primeros auxilios, salud, salud del bebé, salud niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS