Infecciones urinarias

¿Cómo se diagnostica una infección de orina en niños?

¿Has acudido a tu pediatra o a Urgencias y le han puesto a tu bebé una bolsa de orina? ¿Sabes cómo se diagnostica la infección de orina en bebés y como se trata? Vamos a intentar resolver todas estas dudas.

La infección de orina o infección del tracto urinario (ITU) es aquella que afecta a cualquiera de las estructuras por las que circula la orina desde su formación en los riñones hasta su expulsión por la uretra.

Cómo se diagnostica una infección de orina en niños
Foto: Istock

Podemos encontrar infecciones de orina de tracto urinario bajo, que afectan fundamentalmente a vejiga y a uretra (lo que sería una cistitis). En estos casos no suele aparecer fiebre, sino una molestia al orinar, sensación de quemazón, de micción incompleta (es decir, notamos que no vaciamos la vejiga del todo cuando vamos al baño) o ganas de orinar muy frecuentes aun cuando eliminamos poca orina en cada ocasión.

Por otro lado, tenemos las infecciones de orina de tracto superior, en las que se afectan los uréteres y los riñones (lo que sería una pielonefritis). En este caso la afectación del estado general será mayor, con fiebre alta, vómitos y pérdida de apetito. Las infecciones de orina se deben a bacterias y esto significa que van a necesitar tratamiento antibiótico.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Las infecciones de orina son más difíciles de diagnosticar cuanto más pequeño sea el niño o el bebé. Esto se debe a que los síntomas son más generales o pueden ser comunes a otras infecciones. Por ejemplo, en un bebé, el rechazo a la alimentación y la irritabilidad pueden ser síntomas de infección de orina, pero también podrían deberse a una infección vírica de garganta o a molestias por la dentición.

El caso de un niño con dolor abdominal y vómitos podría tener una infección de orina, pero sus síntomas también podrían explicarse por una gastroenteritis o incluso una apendicitis. Obviamente los bebés de pocos meses son los más complicados de diagnosticar, ya que no nos pueden explicar sus síntomas. Simplemente estarán más irritables, comerán menos de lo habitual y muchas veces los padres acuden diciendo que está molesto/a, algo le pasa, pero no sabemos qué. Por eso, en bebés, los pediatras vamos a estar muy atentos, y a poca sintomatología que tengamos vamos a poner la famosa bolsa de orina.

Para diagnosticar una infección de orina lógicamente debemos contar con una muestra. Recoger orina en un niño continente, es decir, con control de esfínteres y sin pañales es relativamente sencillo, y la técnica de recoger orina en un vaso de muestras no dista gran cosa de la técnica usada en adultos. Pero cuando tenemos un bebé de pocos meses, que lógicamente usa pañales, solemos colocar una bolsa pegada a la zona genital para recoger la muestra cuando orine. Primero limpiamos muy bien la zona (para evitar que la orina se contamine) y después colocamos la bolsa con cuidado.

Si el bebé no orina pasado un período entre media hora- una hora debemos proceder a recambiar la bolsa, que puede contaminarse al estar en contacto con el área genital, por mucho que hayamos limpiado. Cuando finalmente recogemos la muestra se suele enviar al laboratorio para un análisis de orina y para un cultivo. Para saber el resultado de este último deberemos esperar unos días, ya que se siembra la muestra y esperamos para ver si crece alguna bacteria, y proceder después a identificarla.

También podemos usar las tiras reactivas, muy fáciles de usar y que nos dan el resultado casi al instante. Sumergiendo la tira en la orina en unos pocos minutos podremos saber si hay proteínas, glucosa, sangre o infección. Son enormemente prácticas y muy útiles en centros sanitarios que no cuentan con laboratorio.

¿Qué ocurre si a mi bebé le recogen orina por bolsa y la orina da negativo en infección? Significa que este bebé no tiene infección de orina. Porque si a pesar de todas las posibilidades de contaminación, la orina no tiene bacterias, pues está claro que si o si hemos descartado la presencia de éstas.

Diagnóstico de la infección de orina
Foto: Istock

Bien, ¿y si la tira de orina da positivo? ¿Significa que mi bebé tiene infección de orina? No. La orina puede haberse contaminado en el momento de la recogida, ya que ni recoger orina en un bote ni recoger orina en una bolsa son técnicas estériles. Para confirmar el diagnóstico debemos sondar al niño. El sondaje, consistente en recoger la muestra directamente de la vejiga introduciendo un catéter por la uretra, sí es un método de recogida estéril.

Aprovecharemos esta técnica no solo para recoger la orina y confirmar el diagnóstico, sino para mandar una muestra al laboratorio para un cultivo de orina, que será el que confirme, si finalmente había infección o no. Si en la orina recogida por sondaje se sigue evidenciando infección el pediatra le pondrá al bebé tratamiento antibiótico, generalmente por vía oral y en el domicilio, aunque si se trata de un bebé de menos de dos meses o con síntomas más graves como fiebre elevada, rechazo total del alimento, o vómitos que le impidan tomarse el tratamiento vía oral, se procederá al ingreso hospitalario.

Puntos clave

  • La infección de orina es frecuente en la consulta o urgencias de pediatría.
  • Es más difícil de diagnosticar en bebés de pocos meses por lo que debemos descartarla ante cualquier síntoma compatible.
  • La técnica más usada para recoger una muestra de orina en bebés es la bolsa que se adhiere a la zona genital.
  • Si la orina recogida por bolsa da negativo se descarta infección de orina
  • Si la orina recogida por bolsa da positivo debemos confirmar el diagnóstico con una técnica estéril, como el sondaje
  • En caso de infección de orina trataremos al bebé con antibióticos.
Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo