Reacciones alérgicas

Consejos para combatir la alergia en primavera

Cada vez se dan más casos de niños alérgicos al polen, y además los síntomas están apareciendo antes, a los tres años, según apuntan varios expertos. Ya conocemos algunos síntomas, pero ¿cómo los podemos tratar en esta estación del año?

ninos polen
Fuente: iStock

La hipersensibilidad a los pólenes de ciertas plantas (especialmente de gramíneas y olivo en nuestro país) es un problema bastante común entre la población adulta. Mayo es el mes con mayor concentración de polen, aunque está presente desde abril a junio.

 

Los culpables de la alergia en primavera

Las gramíneas, plantas con espiguitas, antenitas o pajitas, podemos encontrarlas en toda España. En cambio, el olivo solo en la mitad sur. También existe alergia a pólenes de malezas como la parietaria, en el litoral mediterráneo, y a árboles como el plátano de sombra, abundante en todo el paseo de la Castellana de Madrid. También es frecuente tener alergia al ciprés o arizónica, que produce síntomas antes de la primavera (de febrero a marzo) y que puede localizarse en muchos jardines y setos para separar viviendas.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Como explica la doctora Clara Pérez Padilla, jefa del Servicio de Alergología e Inmunología Clínica de los hospitales Vithas Xanit Internacional y Vithas Málaga: "Los pólenes penetran por las mucosas de ojos, nariz y boca y producen rinitis (picor nasal, estornudos, congestión nasal y moco líquido), tos, conjuntivitis (picor y enrojecimiento ocular) y picor en paladar, faringe y oídos. En algunos pacientes, da asma (tos, dificultad respiratoria, opresión torácica, autoescucha de pitos o silbidos en el pecho)", describe Clara Pérez Padilla. 

Tenemos que estar atentos a estos síntomas para estar preparados en las épocas de polinización, especialmente en el caso de los niños, para atajar cuanto antes el problema con la medicación que nos recomiende el pediatra. Es aconsejable que los padres estén atentos a los síntomas de lo que se llama rinoconjuntivitis primaveral. Porque cada vez se dan más casos de niños alérgicos al polen y además los síntomas están apareciendo antes, a los tres años, según apuntan desde el centro Quirón Salud.

Cómo prevenir la alergia primaveral

¿Por qué se produce la alergia? Una alergia es la reacción del organismo a una sustancia o alérgeno específicos. Nuestro sistema inmunitario responde al alérgeno invasor segregando histamina y otras sustancias químicas que normalmente ocasionan síntomas en la nariz, los pulmones, la garganta, los senos nasales, los oídos, los ojos, la piel o la pared del estómago, tal y como afirman desde la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. 

Es importante saber un par de cuestiones para intentar evitar que la alergia afecte mucho a los niños durante esta estación del año. Durante la época de floración, tenemos que alejarnos de los lugares en los que se encuentran las plantas que producen este tipo de reacciones, porque la concentración de polen es mayor si nos acercamos a las plantas que las emiten. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Durante la primavera, evita estancias en el campo o zonas con abundante vegetación. Permanece la mayor parte del tiempo posible en locales cerrados, fundamentalmente los días de viento.
  • Duerme con las ventanas cerradas.
  • Si viajas, hazlo con las ventanillas del coche cerradas, empleando filtros antipolen en la ventilación del coche.
  • Utiliza gafas de sol.
  • Evita la exposición a irritantes inespecíficos (humos, polvos, olores fuertes, aire frío y seco, espráis, gases y vapores dispersos...) así como cambios de temperatura bruscos.

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo