Dieta en Navidad

Consejos para cuidar la alimentación de los niños en Navidad

La Navidad es una época de excesos, todos los sabemos y no es malo concedernos y ceder a algunos caprichos alimenticios de nuestros hijos, pero eso no debe ser sinónimo de descuidar la alimentación de los peques y caer en una "anarquía" nutricional que puede ser perjudicial. Damos algunos consejos para cuidar la dieta de los niños en estas fechas.

Turrones, bombones, chucherías, picoteo, mazapán, chocolate y churros...en muchas ocasiones la Navidad se convierte en un verdadero festín de comida, en la mayoría de casos, bastante calórica y no las opciones más saludables, precisamente. Todos sabemos que en Navidad se suelen cometer excesos y debemos ser conscientes de que ceder a algún que otro capricho o relajarnos un poco no es negativo, pero sí debemos evitar abusar de alimentos perjudiciales, sobre todo cuando se trata de la alimentación de los más pequeños de la casa. 

Es importante tener en cuenta que en Navidad se suele abusar del dulce y del azúcar, por eso es clave vigilar el consumo que los niños hacen de estos alimentos, entre otras cosas. 

¿Cómo podemos evitar que los niños abusen de alimentos que no deben durante las fiestas?

Lo más importante es tener claro que los adultos somos el espejo en el que se miran los niños y que no podemos exigirles algo que ven que nosotros no cumplimos. "Lo más importante es intentar que los mayores den ejemplo y que ellos no los consuman en exceso. Si nos ven a nosotros, también querrán tomarlos ellos. Hay muchas recetas saludables para evitar caer en el consumo de alimentos procesados o hipercalóricos. Con esto no quiere decir que los niños no puedan comer algún turrón o chocolate durante las fiestas, pero no podemos dejar que se acostumbren a comer dulces a diario y mucho menos a todas horas", explica María del Rocío Dawid, profesora del Máster en Nutrición, Obesidad y Técnicas Culinarias de UNIR

Un buen consejo es dejar los caprichos para los días importantes de las fiestas navideñas, pero mantener los ritmos nutricionales y los hábitos saludables el resto de días de este periodo vacacional, de este modo limitamos los abusos a unas fechas muy concretas. 

¿Qué alimentos son con los que debemos tener más cuidado en estas fechas

No todos los alimentos son igual de calóricos ni de perjudiciales, pero en estas fechas hay algunos sobre los que debemos prestar especial atención: "tenemos que tener cuidado con los turrones, chocolates, bombones, embutidos, refrescos, zumos industriales, quesos curados, salsas ricas en grasa… Si además los niños los consumen de forma desmesurada pueden acabar provocando una indigestión o empacho que suele ser bastante frecuente en ellos en esta época del año", argumenta la experta de la UNIR.

¿Cuál sería un buen menú de Navidad para niños?

Elaborar un menú navideño equilibrado y más saludable es posible, solo hay que tener presente algunos consejos: "el menú debe ser equilibrado y saludable. Mejor intentar que los niños coman lo mismo que los mayores y no prepararles un menú distinto, de esta forma se acostumbran a nuevos sabores, texturas etc. Un buen menú sería aquel que incluya aperitivos ligeros y saludables como combinar verduras o ensalada con embutidos poco grasos (pavo, jamón dulce…) o preparar patés vegetales y elegir quesos bajos en materia grasa. Como el segundo plato suele ser más pesado, si es posible elegir pescado blanco o carnes magras sobre carnes rojas. De postre la mejor opción sería la fruta de temporada. Se pueden preparar brochetas de frutas, macedonia o también crepes rellenos de fruta. De esta forma en el postre se reduce el consumo de dulces industriales porque lo más probable es que ya estén presentes también en la mesa. Si además los niños desde pequeños ayudan a preparar los distintos platos es más fácil que se acostumbren a unos buenos hábitos de alimentación", aconseja María del Rocío Dawid.

¡Ojo con los dulces!

Los dulces son uno de los principales "enemigos" de la alimentación sana en Navidad, por eso, es importante tratar de aligerar el contenido de azúcar de los mismos: "la mejor opción será preparar en casa las galletas navideñas, turrones y demás dulces para poder controlar la cantidad de grasa y azúcar a utilizar en cada receta. Podemos sustituir azúcar por opciones más saludables como miel o fruta madura" asegura la profesora.

¿Qué dulces son los más calóricos y los menos indicados para niños?

Leer las etiquetas de los productos que compramos para revisar la cantidad de azúcar y de grasas es importante para proteger la salud tanto de los niños, como la nuestra: "todos los dulces navideños suelen ser muy calóricos. Es importante revisar el etiquetado nutricional y asegurarnos la opción más saludable evitando en lo posible aquellos con un alto contenido en azúcares añadidos y grasas hidrogenadas. Los más indicados serían los que se preparan en casa controlando su contenido en grasas y azúcares" concluye la experta en nutrición.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo