Accidentes infantiles

Consejos para evitar los accidentes infantiles dentro de casa

Al menos un 54% de las muertes infantiles en países desarrollados tienen que ver con los accidentes domésticos. Algo que, en cierta medida, se puede evitar siguiendo una serie de consejos al alcance de todos.

casa
Istock

De acuerdo a los datos proporcionados por el comparador Acierto.com, al menos un 54% de las muertes infantiles tienen como origen un accidente dentro de casa. En este sentido, el comparador ofrece otra serie de datos igual de alarmantes e interesantes: cada 24 segundos se produce un accidente doméstico en España. En el caso de los niños, 2 de cada 5 accidentes se producen cuando el pequeño no está bajo la supervisión del adulto.

En cuanto a los ingresos, los que más suponen son las caídas (bien sea desde la cuna, el cambiador, desde una silla o desde un sillón). Además, los datos que maneja Acierto.com también afirman que después de ella, los golpes y tropiezos, las intoxicaciones, las quemaduras, la asfixia y los atragantamientos, por ese orden, son los otros motivos de visita al médico.

En este sentido, conviene destacar la información de que los accidentes infantiles se han convertido en la primera causa de muerte infantil en los países desarrollados, tal y como informaba hace un tiempo el mismo comparador. 

Datos que, cuanto menos, alarman y que ponen de manifiesto la necesidad de convertir el hogar en un sitio seguro para los niños de una manera inminente. Sobre todo, si sabemos que la mayoría de estos accidentes son totalmente previsibles y evitables. Quizás, no sabes ni por dónde comenzar para conseguirlo y, por eso, el primer paso es conocer qué estancias de la casa son las más peligrosas.

En este sentido, la cocina es el lugar donde más cuidado deberíamos tener, seguida del baño (el número de ahogamientos se ha duplicado en los últimos cinco años). Por eso, es de vital importancia no perder de vista al niño si decidimos darle un baño.

¿Cómo conseguir crear un hogar seguro?

Seguro que estos datos te han parecido suficiente como para querer convertir tu hogar en un lugar seguro para los más pequeños. Conseguirlo es tan sencillo como seguir estos consejos:

  • Evitar dejar solos a los niños en cualquier estancia pero, sobre todo, en el baño y la cocina.
  • En el baño, alejar lo máximo posible los aparatos electrónicos de ellos (podrían electrocutarse si los manipulan estando en contacto con el agua).
  • En la cocina, por su parte, evitar poner a su alcance cualquier producto tóxico o peligroso como los cuchillos o los tenedores.
  • En este sentido, también es recomendable no dejar a su vista objetos pequeños como monedas, pilas o caramelos porque podrían atragantarse.
  • Para evitar las quemaduras, mantener alejadas (o protegidas) las estufas, los hornillos, los radiadores o los calefactores.
  • Los topes en las puertas y las protecciones acolchadas en las esquinas de los muebles serán perfectos para evitar que se pillen los dedos o se den contra ellos.

¿Un consejo final? Después de prepararlo todo, podemos ponernos a la altura de los niños y gatear por toda la casa para cerciorarnos de que todo lo que está a su alcance está bien protegido y fuera de la zona de peligro.

 

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo