Rotavirus y su contagio

Contagios en el cole: rotavirus

En el cole y con la relación con otros niños, las posibilidades de contagio se multiplican. Igualmente, pasa en época de campamentos. ¿Qué hacemos para prevenir el rotavirus?

Una de las infecciones más comunes es la gastroenteritis, una enfermedad altamente contagiosa que produce vómitos y diarrea.

Pueden causarla una bacteria (la salmonella) y distintos virus, pero la mayoría de gastroenteritis están provocadas por el rotavirus.

¿Cómo actuar con el niño cuando tiene rotavirus?

No existe ningún tratamiento contra el rotavirus. Lo más importante es evitar que el pequeño llegue a deshidratarse, porque con los vómitos y las deposiciones blandas y frecuentes pierde más líquido del que ingiere. Si es menor de doce meses, el riesgo aún es más elevado. 

Prevenir la deshidratación

Para prevenir la deshidratación hay que ofrecerle líquidos: leche, si toma el pecho o el biberón, y suero glucosado (nunca bebidas isotónicas), si es un niño más mayor.

El problema es que a veces el pequeño no tolera estos líquidos: según  los toma, los vomita. En ese caso, el truco consiste en ofrecérselos poco a poco, a cucharaditas, una cucharada (o un trago de leche) cada pocos minutos.

Cuando ni siquiera de ese modo conseguimos que la leche o el suero glucosado se queden en su estómago, y lleva un tiempo sin beber, hay que llevarle a urgencias, sobre todo si es un bebé, porque puede estar deshidratado (cuanto más pequeño y más aguda la diarrea, mayor es el riesgo).

Otros síntomas

Otros síntomas son piel seca (al pellizcar la piel tarda en recuperar su aspecto normal), llorar sin lágrimas, no mojar el pañal, la fontanela hundida. En esa situación, necesita hidratación urgente en el hospital.

Se puede prevenir

En la actualidad es posible prevenir la infección por rotavirus. Según la pediatra María Garcés, miembro del Área de Investigación en Vacunas del CSISP de la Fundación FISABIO de Valencia, "la probabilidad de adquirir una infección por rotavirus durante los dos primeros años de vida es del 96%, una segunda 69% y una tercera es de 42%."

De hecho, actualmente, “existen vacunas para la protección frente al rotavirus que se administran oralmente desde las seis semanas de vida. Estas vacunas protegen de forma segura y eficaz frente a la mayoría de los rotavirus circulantes, responsables de la gastroenteritis aguda más grave en nuestro entorno, disminuyendo en un cien por cien los casos graves de la enfermedad y previniendo la necesidad de atención médica o el ingreso hospitalario."

 

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO