Altura del niño

¿Crece lo suficiente mi hijo?

3 minutos

La obsesión con la altura del niño nos va a acompañar toda la vida. ¿Hasta qué punto es importante esto?

También te puede interesar: Percentilitis o la obsesión por el peso y la altura del bebé
Crece mi hijo

Es habitual que lo primero que se pregunte a una  madre cuando nace su bebé, en estos tiempos en que el  sexo del bebé ha dejado de ser sorpresa, sea: ¿Cuánto ha pesado?

Tras esta pregunta muy probablemente surja una competencia por ver si ha pesado 100 o 200 gramos más o menos que el hijo de la cuñada, la prima o la compañera de trabajo.  En ocasiones es impresionante como algunos familiares son capaces de recitar los pesos de los últimos bebés que han nacido en el entorno cercano, remontándose incluso a varias generaciones atrás.

Y es que la obsesión por el crecimiento de nuestros hijos nos va a acompañar toda la vida. En casa, siendo bebé, la criatura será pesada frecuentemente y se comparará su peso con algunas calculadoras de crecimiento y de percentiles para saber si crece y qué lugar ocupa con respecto a la media de la población. Con el paso del tiempo y a hurtadillas miraremos si está más alto que su primo o cómo va creciendo con respecto a sus compañeros de guarderíaEs normal, vivimos en un mundo de enorme competencia y esta es una a la que damos mucha importancia.

Pero, ¿es tan importante la altura de una persona? Evidentemente es importante seguir el desarrollo y evolución del crecimiento de un recién nacido en los primeros meses. Pero sin agobiarse.

Desde el punto de vista médico, lo importante es que tu hijo mantenga una evolución constante dentro de su curva de crecimiento. La variación brusca puede señalar el principio de un desajuste o enfermedad. Por eso, es tan importante realizar un seguimiento de la evolución de la talla, el peso y el perímetro craneal del bebé.

La altura no es lo importante

Desde el punto de vista social, solo con mirar a tu alrededor encontrarás gente que a pesar de su altura o peso no han tenido problemas para tener éxito y han tenido vidas plenas en lo personal y profesional.

En casi todas las disciplinas existen personas de baja estatura que han logrado mucho éxito en sus profesiones, famosos que todos conocemos. El gran futbolista Leo Messi mide 1,69 y es capaz de meter balones hasta de cabeza; el oscarizado actor Dustin Hoffman solo mide 1,66 y se ha atrevido con papeles de galán; el genio de la música W. A. Mozart solo media 1,52 m y el gran Gandhi era  pequeño en estatura con solo 1,64 metros de altura.

Por el lado de las mujeres las actrices Scarlett Johansson y Elsa Pataky por poner un ejemplo miden 1,63 y 1,57 metros respectivamente; la poderosa vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría 1,52 y la campeona olímpica de natación Mireia Belmonte 1,68.  

Si nuestros hijos van camino de no crecer mucho debemos trasmitirles seguridad y confianza. Lo más seguro es que haya heredado la altura de alguno de los padres por lo que ya tendremos experiencia en tratar este pequeño conflicto. Quererse y aceptarse es esencial para la autoestima y desarrollar la confianza en sí mismos es un gran regalo que debemos dar a nuestros hijos.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS