Crecimiento del niño

Crecimiento en la infancia: ¿Cuánto crecerá mi hijo?

Es motivo de preocupación y duda entre los padres la talla de sus hijos. ¿Está creciendo bien? ¿Crecerá mucho? ¿Poco?

Es motivo de preocupación y duda entre los padres la talla de sus hijos. Si crece suficiente, si será alto o alta, y no fallan, en cuanto el bebé nace, quienes comentan “tiene los pies grandes así que será alto” o afirmaciones similares. La realidad es que la talla o estatura final que alcanzará un niño depende en su mayoría de factores genéticos. De igual manera que el niño tendrá los ojos oscuros si toda la familia los tiene, será difícil que mida un metro noventa si los padres son más bien bajos.

¿De qué depende la estatura que alcanzará un niño?

Crecimiento en la infancia
Foto: Istock

La talla está determinada genéticamente y dependerá, por tanto, de la talla de los padres. Sin embargo, no todo es genética. La estatura de los niños es mayor en cada generación. Si miramos la media de talla de los españoles los últimos cien años, vemos como cada vez es superior. ¿Por qué? Porque otros factores, como las mejoras en nutrición o en prevención de enfermedades, hacen que los niños puedan alcanzar todo su potencial de crecimiento

Es importante que los padres entiendan que los niños no crecen a un ritmo constante o todos por igual.

Es habitual que compararen al niño o niña con otros compañeros del mismo curso escolar, manifestando su preocupación. Nos podemos encontrar casos de “talla baja familiar” en los que, sencillamente los hijos de padres con talla baja miden menos que la media, y también casos de “retraso constitucional de crecimiento” en los que los niños tienen menos talla durante los primeros años de vida, pero crecen durante más tiempo, de forma que al final la estatura alcanzada estará dentro de la normalidad. Es muy típico, en este último caso, encontrar antecedentes en la familia.

Cabe señalar que la valoración de la estatura no se debe realizar con una sola medida, de ahí la importancia de las revisiones de salud en el pediatra. Un parámetro muy importante es la velocidad de crecimiento, y esta solo podemos calcularla haciendo varias medidas de la talla del niño durante un período de tiempo, recomendable al menos un año.

Periodos de crecimiento

El crecimiento de los niños
Foto: Istock

Los niños no crecen igual durante toda la infancia, de forma que encontramos tres períodos diferenciados en lo que se refiere a velocidad de crecimiento ó centímetros que se crecen por año.

Existen dos periodos de crecimiento muy rápido. El primero va desde el nacimiento a los tres ó cuatro años. Un recién nacido duplica su talla (pasa de 50 cm a un metro) en este período de tiempo. Otro momento de la vida en el que aparece un “estirón” es en la pubertad, cuando el niño/a  pasa a la adolescencia. Entre estos dos períodos el niño o niña siguen creciendo, pero de una forma más lenta y estable.

¿Y cuándo dejan de crecer?

Esta pregunta es frecuente entre padres de niños que están empezando la pubertad. A muchos les preocupa que la estatura final que alcance su hijo no sea suficiente. Los primeros signos de pubertad son aumento del tamaño de las mamas y testículos, aparición de vello en pubis y axilas. Sin embargo, que aparezcan estos caracteres sexuales secundarios no quiere decir que el niño o niña hayan finalizado su crecimiento. Veamos la media por sexo y edad:

  • Se considera normal que la pubertad se inicie entre los 8 y los 13 años en las niñas y entre los 9 y los 14 años en los niños. Es decir, van a empezar a aparecer los signos descritos a estas edades.
  • En las niñas, coincidiendo con el inicio de la pubertad, se va a producir el “estirón puberal”. Es decir, van a experimentar una fase de crecimiento acelerado. La primera menstruación, lo que se conoce como “menarquia”, es un fenómeno ya tardío en la pubertad de las niñas que va a producirse de media a los 2 años de haber empezado a presentar los signos de aumento de mamas o vello. Las niñas pueden seguir creciendo tras la menarquia, aunque el “estirón puberal” prácticamente ha finalizado. El crecimiento después de la primera menstruación es de unos 6-7 cm y la mayor parte en el primer y segundo año tras la primera regla.
  • En los niños no suele coincidir el estirón puberal con la aparición de caracteres sexuales secundarios, sino que suele haber un año de diferencia entre el aumento del tamaño de los testículos (primer signo de pubertad en varones) y la aceleración de ritmo de crecimiento. La media de edad a la que empiezan “el estirón” es a los 12,5-13 años. Ganarán de media unos 25- 30 cm de talla desde este momento.
Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo