Salud

¿Cuál es la diferencia entre Autismo y Asperger?

La diferencia entre Autismo y Asperger es, muchas veces, irreconocible para la mayoría de nosotros. Por eso, hoy te queremos dar algunas ayudas y pautas para que sepas qué síntomas tiene cada trastorno y en qué se diferencian.

La diferencia entre Autismo y Asperger es, para muchos de nosotros, prácticamente indistinguible. Y es que el síndrome de Asperger es un trastorno dentro del autismo. Y no hace mucho tiempo desde que este se ha diferenciado del autismo típico. Por eso, hoy te queremos dar algunas pautas y ayudas para que sepas qué síntomas tiene cada trastorno y cuales son son las diferencias entre Autismo y Asperger.

¿Qué es el Síndrome de Asperger?

diferencia entre Autismo y Asperger
Fuente: iStock

La Confederación Asperger España explica que el síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social recíproca, la comunicación verbal y no verbal, una resistencia para aceptar el cambio, inflexibilidad del pensamiento así como poseer campos de interés estrechos y absorbentes.

Un niño que padece el Síndrome de Asperger tiene un aspecto "totalmente normal". Sin embargo, suelen destacar por algún tipo de habilidad. También suelen tener problemas para relacionarse con otras personas, ya que no les gusta demasiado el contacto físico

Características de un niño que padece Asperger

La Confederación Asperger España señala que los niños con este diagnóstico tienen severas y crónicas incapacidades en lo social, conductual y comunicacional, pero cada niño es diferente. Algunas de estas características son: 

  • Socialmente torpe. Ingenuo y crédulo.
  • A menudo, sin conciencia de los sentimientos e intenciones de otros. Falta de empatía.
  • Literal en lenguaje y comprensión.
  • Fijación en un tema u objeto del que pueden llegar a ser expertos.
  • Físicamente torpe en deportes.
  • Incapacidad para hacer o mantener amigos de su misma edad.

 

¿Qué es el autismo?

La Universidad de Navarra define el Autismo como parte de los llamados trastornos generalizados del desarrollo. "En estos trastornos no sólo se produce un retraso del desarrollo, sino un desarrollo atípico, con amplia alteración de las funciones".

Y es que, según la Clínica de la Universidad de Navarra, la mayoría de los niños con trastornos generalizados del desarrollo también sufren de discapacidad intelectual. Lo que se traduce en un cociente intelectual inferior a 70. Sin embargo, dentro de los individuos que sufren de autismo, existe un amplio espectro. Algunos tienen síntomas más graves y otros más leves. 

Teniendo esto en cuenta, nos aseguran que los déficits en la interacción social son probablemente la característica más específica de los niños con autismo: "Ya desde muy pequeños los niños no responden a los gestos y miradas de la gente a su alrededor, no buscan el contacto con otras personas, prefieren jugar en solitario".

También se le añade la presencia de serios problemas en el lenguaje comunicativo verbal y no verbal. Frecuentemente no tienen un lenguaje inteligible o repiten las palabras que oyen (ecolalia), alteran el orden de las palabras o las usan con significados particulares para ellos.

Diferencias entre Asperger y Autismo

Beatriz Díaz, psicóloga especializada en autismo infantil, nos dice que algunas de las principales diferencias entre el síndrome de Asperger y el autismo son las siguientes:

  • Los afectados Síndrome de Asperger no presentan deficiencias estructurales en su lenguaje, 
tienen limitaciones pragmáticas como instrumento de comunicaciones, prosodias en su melodía. Por otra parte, las personas que sufren de autismo, muestran un evidente retraso en el lenguaje y tienen un vocabulario muy pobre.
  • Los pacientes con Síndrome de Asperger tienen capacidades normales de inteligencia y frecuentemente 
competencias extraordinarias en campos restringidos, mientras que en muchos casos el autismo va acompañado de un cierto grado de deterioro intelectual.
  • Los que sufren de Autismo tienen un desarrollo físico normal, acorde con su edad. Por otra parte, los afectados por el síndrome de Asperger sufren de torpeza y de un retraso motor.

Causas del Autismo y del síndrome de Asperger

Varios estudios recopilados por la Universidad de Navarra, coinciden en que no se conoce la causa del autismo: "A pesar de esto, se sabe que es un trastorno genético, ya que es más frecuente en hermanos de niños con autismo (frecuencia del 4,5% en hermanos de pacientes)". El autismo podría ser consecuencia de la interrupción del desarrollo normal del cerebro en una etapa temprana del desarrollo fetal, causado por defectos en los genes que controlan el crecimiento del cerebro y que regulan el modo en que las neuronas se comunican entre ellas.

Lo mismo ocurre con el síndrome de Asperger: "No está causado por ningún tipo de alimentación, ni ninguna vacuna y tampoco está relacionado con una educación inadecuada. Tiene una base biológica y hay un componente hereditario. Es frecuente que existan más casos de trastorno del espectro autista en una misma familia".

Continúa leyendo