Salud bucodental

Cuándo se caen los dientes de leche y aparecen los permanentes

La lista de dudas sobre la evolución de la dentadura infantil es tan larga como la lista de la compra del mes, y no hay nada como consultar a los expertos en la materia, como hemos hecho nosotros, para que se puedan tachar todas ellas.

Niña sin dientes de leche
Niña sin dientes de leche (Foto: depositphotos)

Como ya te contamos el tema específico sobre los dientes que se mueven a los cuatro años, no es esta la edad habitual para que algo así ocurra. Existe mucha variabilidad al respecto, pero la mayoría de los expertos coinciden en que es a los 6 años cuando se produce, como norma general, la primera caída de un diente de leche. 

“Cada niño es un mundo y a esas edades unos meses de diferencia, la dieta, la genética e incluso el peso puede hacer que un diente se exfolie antes o después”, explica Fernando Lledó, odontólogo y director de la Clínica Santa Mónica, que también nos ha alumbrado con sus conocimientos para aprender todo lo relacionado con las caídas y las roturas de los dientes. Pese a matizar que son las circunstancias personales que pueden decantar cuándo se caiga el primer diente son muchas y muy variadas, el doctor Lledó, como el doctor Ángel Alcaide, dentista de Oral B, coinciden en señalar a los mencionados 6 años como la edad media en la que es más común que el Ratoncito Pérez visite por primera vez la cama del pequeño. 

Los primeros dientes en caerse

Son muchas menos las excepciones en las que el primer diente primario que se cae no sea alguno de los cuatro incisivos centrales, que son los cuatro dientes que se ven más en una sonrisa, conocidos de forma amplia con el término coloquial “paletos”. Ambos especialistas señalan a los dos inferiores como los primeros en caerse, seguidos de los superiores, lo que coincide con lo que, según el doctor Lledó, en odontología se conoce como “la etapa del ‘patito feo’”.

Infografía de la ADA
Infografía de la ADA

Aún así, también hay matices interesantes al respecto, ya que tal y como explica el doctor Alcaide, “a la misma vez están erupcionando las muelas de los 6 años tanto abajo como arriba”, piezas que técnicamente se describen como primeros molares permanentes. A partir de aquí, la secuencia que sigue la renovación de los dientes de leche por los definitivos está muy bien descrita por la comunidad científica, y se puede consultar al detalle en documentos como esta infografía de la ADA, la American Dental Association, en la que se pueden consultar las fechas aproximadas en las que nacen los dientes primarios, cuándo se caen, y también se puede aprender a situar todas las piezas en la dentadura infantil.

El cambio de un diente a otro

El proceso de cambio de la dentadura no se puede separar en dos procesos independientes, sino que van encadenados entre sí. Y es de esta manera con independencia de lo que tarden en aparecer los dientes permanentes en la boca del niño, otra de las dudas más habituales en los padres. 

Según el director de la Clínica Santa Mónica, “si el diente de leche se ha exfoliado de manera normal es muy poco el tiempo el que tarda en aparecer el diente definitivo; semanas e incluso días”. En caso de que el contexto no haya sido el habitual, se pueden dar dos situaciones: que el diente definitivo aparezca antes de que se caiga el primario o que se haya tenido que extraer de manera temprana esta pieza y entonces el permanente requiere de más tiempo para salir.

En el primer caso, “se puede provocar una malposición del diente permanente ya que busca su espacio en la boca”, apunta Fernando Lledó, mientras que en el segundo, indica que “lo recomendable es utilizar un mantenedor de espacio para salvaguardar la posición del diente definitivo ya que tardará meses en aparecer en la boca”. 

Se mueve un diente, ¿cómo actuar?

Por otro lado, suelen tener los padres al menos otra recurrente sobre los dientes y su caída: qué hacer si se mueve uno. El doctor Alcaide, con respecto a la cuestión de qué hacer en caso de que una pieza dental se mueva, recomienda su caída de forma natural salvo en casos en los que el niño tenga una edad avanzada o la movilidad cause dolor, lo cual sí puede requerir la actuación del odontólogo.

Coincide en ello el doctor Lledó, que además recuerda que los propios niños suelen acelerar el proceso al estimular el movimiento del diente con la lengua o el dedo. “Si esa movilidad produce molestia, lo mejor es acudir al dentista para realizar la extracción del diente temporal”. Mientras tanto, pueden (y deben) mantener sus hábitos de higiene bucal, para lo que no es necesario cambiar de cepillo o de pasta.

En cualquier caso, dado que las caries pueden hacer acto de presencia en cualquier momento y que desde la salida del primer diente es fundamental prestar especial atención a la salud bucal de los peques de la casa, es recomendable llevar al niño al dentista por primera vez sobre los 4 ó 5 años, por lo que todas estas dudas podréis tratarlas in situ con él si hacéis caso de la recomendación. 

Continúa leyendo