Niños y mascotas

Cuando un gato araña a un niño

Si en casa conviven niños y gato, puede haber algún que otro arañazo. ¿Son peligrosos? ¿Qué medidas hay que tomar?

¿Es tu casa un lugar seguro para tus hijos?

Cuando un gato araña a un niño, es posible que la herida se infecte a causa de la bacteria bartonella, que se encuentra en la saliva de este animal. Los ganglios linfáticos más cercanos al lugar del arañazo o mordisco se inflaman y duelen (los de la axila, si ha sido en el brazo; los de la ingle, si ha sido en una pierna y los del cuello y la cabeza, si ha sido en la cara). El niño se encuentra cansado e inapetente y tiene unas décimas de temperatura.

¿Cuánto dura?

Esta enfermedad no suele ser grave, pero sí larga: la inflamación de los ganglios puede durara entre dos semanas y ocho, y el niño puede tardar unos dos meses en restablecerse.

¿Qué tratamiento necesita?

Ante una enfermedad por arañazo de gato, el pediatra puede poner un tratamiento o no tras observar al pequeño. Si es leve y produce pocos síntomas, puede recomendar un antibiótico (azitromicina) por vía oral durante cinco días, porque es posible que este fármaco acorte la duración de la adenopatía (inflamación de los ganglios).

Para prevenir esta enfermedad

Enseña a tu hijo que no debe molestar al gato. Si el animal le muerde o araña alguna vez, lava bien la lesión con agua y jabón, desinféctala con un antiséptico, y cúbrela con un apósito que debes cambiar todos los días hasta que la herida se haya curado. En caso de duda, lo mejor es llevarlo al pediatra.

 

¿Es contagiosa?

La bacteria no se transmite entre personas, para que penetre en el organismo el animal tiene que hacer una herida en la piel.

 

 

Etiquetas: accidentes infantiles, enfermedades, mascota, salud, salud niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS