Intoxicaciones

Cuidado con el uso de gel hidroalcohólico en niños pequeños: pueden intoxicarse

El gel hidroalcohólico se ha convertido en un imprescindible cada vez que salimos de casa. Sin embargo, hay que tener cuidado al usarlo si tenemos niños pequeños: pueden intoxicarse. A continuación hablamos de cómo evitar este riesgo y cómo actuar si se produce.

El móvil, las llaves, el bolso, la bolsita con las cosas para el peque…a todo lo necesario que solemos coger cuando salimos de casa y tenemos niños pequeños, hay que sumarle la mascarilla y el gel hidroalcohólico, complementos que se han convertido en imprescindibles y que, una vez más, recordamos la importancia de llevar siempre, no olvidemos que es responsabilidad de cada uno y que tratar de reducir los contagios en esta pandemia de coronavirus es cosa de todos.

Mascarilla, distancia de seguridad de al menos metro y medio y lavado frecuente de manos, cuando no se pueden lavar las manos con agua y jabón porque estamos fuera de casa, el gel hidroalcohólico hace su función. Hasta aquí, a estas alturas de la pandemia, todo controlado, o debería estarlo. Sin embargo, hay que tener cuidado con el uso que hacemos del gel hidroalcohólico, sobre todo cuando hablamos de niños pequeños.

Riesgo de intoxicación en niños pequeños

El uso de geles hidroalcohólicos debe estar supervisado en niños menores de 8 o 10 años. Esto es lo que asegura el Departamento de Salud de Manises (Valencia), que alerta de que estos geles tienen un alto contenido en alcohol y hay un alto riesgo de intoxicación si los pequeños lo ingieren.

Los expertos aseguran que estos geles están compuestos principalmente por alcohol etílico y agua, pero también pueden llevar perfumes o aromas que atraigan a los niños, por eso, es fundamental supervisar su uso en niños de hasta 8 o 10 años, cuando ellos solos ya puedan utilizarlo y comprender mejor cómo usarlo y cuándo.

¿Qué pasa si los niños ingieren este gel de forma accidental? Además de poder provocar irritación y una leve quemadura, se puede producir una intoxicación similar a la que se da por consumo de alcohol, que será más o menos grave en función de la cantidad ingerida. Es muy importante mantener este producto lejos del alcance de los niños.

¿Y si el peque se chupa el dedo?

Los sanitarios advierten que hay que extremar aún más el cuidado en niños que aún se chupen el dedo o se lleven las manos a la boca, ya que están más expuestos a una posible intoxicación. Por lo que esa práctica algo extendida de aplicar el gel en abundancia sobre las manos del peque no es la mejor idea si este se chupa el dedo o las manos. En estos casos recurrir al agua y el jabón es lo mejor.

¿Qué hacer si el niño ha ingerido gel hidroalcohólico?

Si hemos llegado tarde y el niño ya ha ingerido gel hidroalcohólico, los síntomas más habituales que se manifestarán son irritación en la boca y los ojos en los casos leves, y dificultades para respirar o mantenerse despierto en los más graves. Ante esta situación “se recomienda lavar con abundante agua las zonas de contacto cutáneo más irritadas, no provocar el vómito, mantener el producto que ha generado la intoxicación y, en los casos de mayor gravedad, acudir a urgencias", indica el doctor Juan Carlos Jurado mediante comunicado.

Cuidado con el gel y el sol

Desde este mismo organismo también advierten que hay que tener cuidado con el gel hidroalcohólico y el sol y aconsejan no utilizarlo si se va a tomar el sol en la playa o en la piscina, ya que pueden producirse quemaduras. En estos casos lo conveniente es recurrir al correcto lavado de manos con agua y jabón.

Continúa leyendo