Salud del niño

El estatus socioeconómico puede afectar la salud intestinal de los niños

Un nuevo estudio ha encontrado que el estatus socioeconómico de una familia podría afectar al microbioma humano, repercutiendo negativamente en la salud intestinal de los más pequeños.

El estatus socioeconómico puede afectar la salud intestinal de los niños
Foto: Istock

Tal y como señalan los expertos, el estatus socioeconómico se puede llegar a convertir en una medida de los recursos económicos de una persona y de sus familias. Se representa a menudo a través de los ingresos que perciben (por el trabajo), la ocupación o los niveles de educación de los padres, solo por citar algunos ejemplos. 

Como han mostrado distintas investigaciones, el microbioma intestinal puede convertirse en un indicativo de enfermedad tanto en el momento presente como en el futuro, por lo que seguir una dieta saludable y practicar ejercicio físico de forma regular, entre muchos otros consejos, pueden ser muy beneficiosos a la hora de restaurar la salud intestinal en los más pequeños.

Ahora, un nuevo estudio ha encontrado que los factores socioeconómicos pueden afectar indirectamente a la salud intestinal de los niños, al encontrar una relación entre los niveles bajos de estatus socioeconómico con la composición de los organismos en el tracto digestivo de los más pequeños, que se conoce como microbioma intestinal

La investigación ha mostrado en otras ocasiones que los niveles más bajos de estatus socioeconómico estarían asociados con un índice de masa corporal más elevado en los niños, mientras que los adolescentes también podrían experimentar tasas más altas de depresión, mayores dificultades emocionales y una probabilidad mayor de consumo de drogas. Pero, ¿qué debemos saber sobre el nuevo estudio?

¿Qué nos indica el estudio?

Dirigido por el Instituto de Investigación de Genómica Traslacional, y publicado en Microorganisms, el estudio analizó datos de cerca de 600 niños con edades comprendidas entre 1 mes a 15 años de edad. Los padres completaron informes que brindaron información sobre las diferentes características socioeconómicas de los niños, incluyendo detalles como la edad de los niños, el sexo, la educación de los padres y si los niños nacieron por vía vaginal o por cesárea.

Seguidamente, los científicos recopilaron información para obtener una imagen mucho más clara de la salud intestinal de cada uno de los niños, después de recolectar ácidos nucleicos a partir de sus muestras de heces y extraer el ADN a través de muestras de saliva. 

Concretamente, los investigadores analizaron las muestras de los niños con la finalidad de detectar distintos tipos de microbios intestinales, incluidos Eubacterium, Bacteroides, Faecalibacterium y Anaerostipes, entre otros. ¿El objetivo? Determinar la cantidad de bacterias presentes.

De esta manera, gracias a los detalles familiares recopilados y las muestras obtenidas de los participantes, los investigadores fueron capaces de establecer vínculos entre los dos. 

Salud intestinal en los niños
Foto: Istock

De acuerdo a los expertos, “observamos la asociación entre el nivel socioeconómico familiar, medido por el nivel de educación de los padres, y la composición del microbioma intestinal en los niños”. Indican que “descubrimos que los niños con un nivel socioeconómico más alto tenían una abundancia más relativa de microorganismos que se sabe que desempeñan un papel importante en el funcionamiento intestinal saludable”.

Lo cierto es que se trataría del primer estudio publicado hasta el momento que ha sido capaz de establecer ambos factores en los niños. Aunque es cierto que los estudios llevados a cabo con anterioridad en los adultos también apoyan los resultados.

Por ejemplo, un estudio de gemelos llevado a cabo en 2019 encontró que los factores socioeconómicos tenían un impacto perjudicial en la salud intestinal de los adultos. Mientras que otra investigación, publicada el mismo año, mostró que los factores de estilo de vida, el origen étnico, la dieta y las diferentes prácticas culturales también podrían acabar influyendo en la salud intestinal.

¿Por qué la salud del microbioma intestinal es tan importante?

Los distintos microorganismos compuestos por bacterias, hongos y virus se conocen como microbioma. En nuestro intestino, de hecho, se ha demostrado que el microbioma puede afectar la función inmunológica, además de la salud del cerebro humano, produciendo neurotransmisores y hormonas necesarias, además de estimular neuronas que, finalmente, enviarán señales al cerebro.

Pero sus funciones no se quedan ahí. Mantener una función intestinal saludable es esencial para ayudar al organismo a liberar desechos tóxicos. Y ayuda en la digestión de los alimentos. De ahí que los expertos coincidan al señalar que una salud intestinal adecuada marca la diferencia en el cuerpo de los niños tanto ahora como en el futuro.

Por ejemplo, el microbioma intestinal influye en la predisposición a ciertos tipos de enfermedades, no solo en adultos, sino también en los niños.

De hecho, existen una serie de afecciones que pueden surgir cuando hay un problema relacionado con la salud intestinal, como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal o el eccema.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo