Salud

El estrabismo puede perjudicar la salud mental de los niños

Un estudio, publicado en Marzo por JAMA Ophtalmology, concluye que los niños que sufren de estrabismo, tienen un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de enfermedad mental.

Un estudio publicado por JAMA Ophthalmology, ha concluido que los niños con estrabismo son hasta dos veces más propensos a desarrollar enfermedades mentales que los niños que no padecen esta condición. El riesgo de desarrollar el trastorno de ansiedad generalizado es hasta dos veces mayor en estos niños 

Según el estudio, los niños que sufren de esta condición, tienen también mayor riesgo en el desarrollo de otras enfermedades. Tienen un 83% más de riesgo de sufrir esquizofrenia, un 64% más de riesgo de desarrollar un trastorno bipolar y un 61% más de riesgo de contraer depresión a medida que van creciendo. 

"Los niños con estrabismo tienden a tener una calidad de vida inferior, una mayor aislación social y otros tipos de limitaciones debido a su visión y también a su apariencia. Estas consecuencias hacen que su predisposición a tener ansiedad o depresión sea algo entendible". Esto declaraba la profesora Stacy Pineles, asociada en UCLA Health y participe de este estudio.

 

¿Cuales son los síntomas del estrabismo?

El estrabismo puede perjudicar la salud mental de los niños
Fuente: iStock

"La señal primaria del estrabismo es una desalineación visible de los ojos, con un ojo desviado hacia adentro, afuera, arriba o abajo, o en un ángulo oblicuo". Gary Heiting, cuenta con más de 30 años de experiencia en el ámbito de la salud visual.

Según el doctor, otros de los síntomas que pueden denotar el estrabismo son la incapacidad de ver en tres dimensiones, la perdida de visión, ojo vago o la incapacidad de percibir la profundidad.

Estudios previos ya relacionaron estrabismo y salud mental

Algunos estudios realizados con anterioridad ya habían concluido que el estrabismo está relacionado con el desarrollo de enfermedades mentales. El estrabismo afecta a más de 173.000 personas en España y es una condición que suele desarrollarse en los 3 primeros años de vida.

Para el estudio de JAMA Ophthalmology, realizado en los Estados Unidos, se han utilizado los datos de más de 350.000 pacientes diagnosticados con estrabismo. Estos se han comparado con los datos médicos de más de 11.5 millones de pacientes que no han desarrollado esta condición.

El estudio refleja que de los niños que sufren de estrabismo, el 12% desarrolló ansiedad y el 8% depresión. Además un (aproximadamente) 1% fue diagnosticado con trastorno bipolar. También, justo por debajo del 1%, fueron diagnosticados con esquizofrenia

Estos datos contrastan con los de los pacientes que no sufren de estrabismo. Un 6%, la mitad, de estos pacientes sufrieron ansiedad. El porcentaje también asciende al 6% en los afectados por depresión. Por otro parte, menos del 1% sufrían de esquizofrenia o trastorno bipolar según los investigadores. 

"Su tu hijo sufre de cualquier tipo de enfermedad visual o estrabismo, asegúrate de prestarle especial atención. Tratar esta condición, ya sea de manera médica o a través de una cirugía es una opción a tener en cuenta", afirma la doctora de UCLA Pineles.

¿Cómo se trata el estrabismo?

La AEP, para tratar el estrabismo, nos aconseja lo siguiente:

Lo primero de todo es el diagnóstico por parte del oftalmólogo. Este hace un estudio de la vista para averiguar si la causa del estrabismo es algún trastorno de refracción: miopía, hipermetropía o astigmatismo. Si el origen del estrabismo está relacionado con un problema de vista, la primera medida es ponerle gafas al pequeño. Con esta medida, es posible corregir por completo el estrabismo en el 50 o 60 por ciento de los casos.

A su vez, el médico comprueba si uno de los dos ojos está vago para fortalecerlo y recuperar así la visión. Normalmente, el tratamiento a seguir son los parches. Se tapa el ojo fuerte para hacer trabajar al débil. Se trata de una tarea que requiere un trabajo constante por parte tanto de los padres, como del hijo. Para el niño es un proceso incómodo, ya que durante el tiempo que lleva el parche puesto solo tiene libre el ojo que ve menos. Sin embargo, esto es un "mal" necesario ya que le ayudará a recuperar la visión. Es un esfuerzo que merece la pena realizar.

Si a pesar de las gafas el pequeño sigue con los ojos desalineados, el doctor investigará qué lo está provocando. Normalmente suele ser un trastorno en los músculos del ojo. En ese caso el médico aconsejará operar y nos explicará las diferentes soluciones quirúrgicas que hoy en día hay a nuestro alcance.

También existen ejercicios para los músculos de los ojos que sirven para mejorar ciertos movimientos, pero no resuelven el estrabismo, por lo que se utilizan como ayuda. Así que descartados los problemas de visión, la operación es casi siempre la solución más común.

Continúa leyendo