Higiene bucodental

Higiene dental en niños: ¡resuelve tus dudas!

Los niños tienen que aprender a cuidar de sus dientes desde bien pequeños para que así cojan el hábito, pero lo cierto es que nos entran muchas dudas sobre qué pasta utilizar o si se tienen que enjuagar o no.

Los dientes de nuestros hijos nos traen de cabeza. ¿Cuándo debe empezar a cepillárselos? ¿Qué pasta debe utilizar? Y si se le cae uno por un golpe, ¿cómo actuar? Filipa Nunes Pereira, directora médica de Caser Dental, resuelve todos los interrogantes.

 

¿Qué tipo de pasta deben utilizar?

Desde el momento en que nazca el primer diente y hasta los cinco años, los niños deberán utilizar una pasta con 1.000 ppm de flúor. A partir de los seis, a 1.450 ppm. De cero a tres años, la cantidad debe ser del tamaño de un grano de arroz y, a partir de los tres años, del tamaño de un guisante.

 

¿Y qué cepillo?

Los niños pueden utilizar cepillo de dientes manual suave o eléctrico, lo importante es que se cepillen mínimo dos veces al día y que uno de los cepillados sea por la noche antes de dormir, porque es el más importante. También hay que supervisar el cepillado hasta aproximadamente los ocho años, que es cuando tienen la habilidad motora suficiente para hacerlo correctamente. Hasta esa edad, los padres deben cepillarles los dientes. Si el niño quiere hacerlo solo, se le puede dejar hacerlo durante un minuto y, después, repasar nosotros. Respecto a cuándo debe utilizar un cepillo de adultos, no hay una edad establecida, dependerá siempre del tamaño de su boca.

¿Cómo se les enseña a cepillarse bien los dientes?

Hay diferentes técnicas de cepillado, pero la más recomendada para niños, por su simplicidad, es la técnica circular de Fones. Consiste en cepillar los dientes superiores rotando el cepillo hacia abajo y los inferiores rotándolo hacia arriba, de manera que los costados de las cerdas cepillen tanto encías como dientes en un movimiento rotatorio. Es importante demostrar a los niños cómo hacerlo correctamente y explicarles que deben empezar en el último diente de la arcada por la cara más próxima a la mejilla e ir cepillando hasta el último diente del lado contrario; después, hacer lo mismo por la cara cercana a la lengua y, finalmente, por las de masticación. A continuación, se repetirá el mismo proceso en la otra arcada.

¿Pasa algo si se tragan la pasta?

No, siempre que se respete la cantidad adecuada a cada edad. Además, la Sociedad Española de Odontopediatría (SEOP) recomienda escupir los restos de pasta tras el cepillado, pero no enjuagarse con agua ni con otros líquidos. Si se desea enjuagar, conviene esperar diez minutos y hacerlo con un colutorio de flúor.

¿Cómo prevenir las caries?

Cepillándose los dientes un mínimo de dos veces al día con pasta de dientes con flúor, siendo uno de los cepillados por la noche, tras el cual el niño no debe comer ni beber nada, excepto agua. También, pasando seda dental en las zonas de contacto a partir del momento en que nazcan los molares temporales. Se deben evitar alimentos azucarados entre comidas y reducir al máximo la ingesta de azúcares ocultos presentes, entre otros, en zumos y bollería industrial (cruasán, galletas), yogures líquidos, pan de molde suave, patatas fritas, snacksdulces o salados, refrescos y bebidas gaseosas.

Asimismo, es aconsejable no mojar el chupete en líquidos azucarados, ni tampoco en azúcar o miel. A partir del nacimiento del primer diente, conviene evitar la alimentación nocturna (biberón o pecho) o, en su defecto, realizar la higiene bucal después de las tomas.

En todo momento, debe evitarse transmitir al bebé las bacterias de la boca de las personas que conviven con él, ya que se contagian a través de la saliva. Para ello, se recomienda:

  • No compartir utensilios con el bebé (cepillos dentales, cucharas, etc.), especialmente durante los primeros dos años de vida.
  • No limpiar el chupete con saliva si está sucio.
  • No enfriar la comida soplando directamente sobre la cuchara del bebé ni besarle en la boca durante su primer año.

¿El uso del chupete puede afectar su dentición?

Sí, si lo utiliza a partir de los tres años. Antes, sus efectos son reversibles.

¿Cómo actuar si se le cae un diente por un golpe?

Se debe acudir al dentista para que lo valore, tanto si ocurre en dentición temporal como en la definitiva. Existen diferentes tipos de traumatismos dentales y algunos, pese a ocurrir en dentición temporal, pueden afectar a la definitiva.

En caso de caerse la pieza, su reimplantación está contraindicada si se trata de un diente de leche, pero se debe acudir al dentista. Si se da en un diente definitivo, es importante cogerlo por la zona de la corona, nunca tocar la raíz, lavarlo con agua o suero sin frotar e intentar colocarlo en su sitio y apretar con una servilleta o pañuelo. Si no se puede colocar el diente, hay que depositarlo en un vaso con agua o leche, o bien situarlo entre las mejillas y los molares. En ambas situaciones, se debe acudir al dentista lo antes posible, preferiblemente antes de una hora.

Continúa leyendo