Cómo actuar

A mi hijo de 4 años se le mueve un diente: ¿qué hago?

Lo normal es que, según los expertos, el primer diente de leche se caiga a los seis meses, por lo que conviene consultar con el odontólogo si se mueve desde una edad tan temprana alguno de la boca de tu pequeño.

Aunque puede pasar que a los cuatro o los cinco años un niño grite de repente aquello de “¡mamá, papá, se me mueve un diente!” con la ilusión del que ha recibido la mejor noticia de su vida, lo habitual, según los expertos, es que sea a los seis años cuando se caiga de forma natural el primer diente

Así lo afirman el Dr. Ángel Alcaide, dentista de Oral-B, y el odontólogo Fernando Lledó Ruiz, director de la Clínica Dental Santa Mónica, si bien este último aclara que existe mucha variabilidad con este fecha porque “Cada niño es un mundo y a esas edades unos meses de diferencia, la dieta, la genética e incluso el peso puede hacer que un diente se exfolie antes o después”.

¿Qué dientes se caen primero?

Muchos padres tienen la duda de si son siempre los mismos dientes los que se caen antes, y el doctor Alcaide afirma que, efectivamente, esto ocurre según una secuencia que está totalmente descrita, señalando en concreto a un grupo de piezas dentales como las que suelen ser protagonistas de ese primer grito del pequeño llamando al ratoncito Pérez: “Como norma general suelen ser los incisivos inferiores”.

Dentro de la estructura de la boca, para que los padres no expertos en la materia se sitúen, estos dientes son los cuatro frontales de la parte inferior de la dentadura. Esto es, los conocidos coloquialmente como “paletos” y las dos piezas que les siguen a ambos lados, antes de los colmillos. Se llaman también incisivos los cuatro superiores, pero en este caso es el “apellido” lo que los diferencia. 

¿Cuándo es normal que se muevan los dientes?

Como decíamos al comienzo del texto, y en la línea de lo apuntado por Fernando Lledó Ruiz, los dientes se pueden mover antes de los mencionados seis años de edad. No es tan habitual, y mucho menos que sea a los cuatro años, pero existe esa posibilidad. En caso de que le ocurra a tu hijo, es recomendable consultar con el dentista de confianza para que valore el caso por si no se debiera a un motivo natural.

De hecho, independientemente de si se mueve un diente o no, el doctor Lledó, considera que es recomendable llevar a un niño a su primera visita al especialista “a los 4 ó 5 años”. 

 

¿Cómo actuar cuando el diente se mueve?

Los dos doctores consultados consideran que es lo natural, y también lo recomendable, es que si el diente se mueve por causas naturales, este se caiga solo. Además, nunca es 100% así como bien apunta Fernando Lledó, ya que los niños ayudan a ello inconscientemente al forzar el movimiento con la lengua o con el dedo

Solo es en caso de que se deba a un problema de otra índole cuando el odontólogo puede decidir actuar de otra forma, por ejemplo recomendando un a extracción, que no es compleja pero que en palabras del doctor Alcaide, en “una situación con una edad más avanzada, el niño puede aguantar mejor una extracción”.

Continúa leyendo