Pros y contras

Hiperlaxitud en niños: ventajas y complicaciones

Si tu hijo puede doblar los dedos más de lo normal o estirarse mucho puede que sea hiperlaxo, es decir, que padezca hiperlaxitud. Conoce en qué consiste y las posibles complicaciones que pueden derivar de ella.

niña
Fuente: iStock

¿Tu niño es capaz de estirar los dedos más de lo normal? ¿Hace acrobacias increíbles con su cuerpo? Seguramente si es así lo habrás visto alguna que otra vez demostrándolo porque le encanta enseñar sus habilidades. Lo más probable es que pueda hacer todo esto porque padece hiperlaxitud, una condición que puede tener beneficios, pero que también puede entrañar algunas desventaja

La llamada hiperlaxitud infantil es una condición común que causa que los niños que la tienen sean capaces de mover sus articulaciones más allá de los límites considerados normales. Puede darse en una sola articulación o de manera general y es más frecuente en las chicas que en los chicos.

¿A qué se debe esta capacidad? Pues a que hay un aumento de la elasticidad en los tejidos que rodean las articulaciones. Esto sucede cuando los niveles de colágeno en tendones y ligamentos sufren una alteración que provoca que las fibras sean más delgadas y menos rígidas. Y debido a ello aparece esta hipermovilidad.

La hiperlaxitud tiene origen genético y suele ser habitual y de carácter transitorio en la mayoría de menores de 5 años. Lo normal es que vaya desapareciendo con la edad, aunque un porcentaje reducido de niños sí que la mantiene durante más tiempo. Es común que los síntomas de esta condición aparezcan entre los 3 y los 6 años

Ventajas de la hiperlaxitud

Que un niño presente esta condición puede ser favorable para ciertas actividades físicas como gimnasia, acrobacia, ballet o danza, pues de todas ellas es común tener la habilidad de la flexibilidad un poco más desarrollada.

Por otra parte, también es ventajosa para tocar instrumentos, como el piano, la flauta o el violín, que requieren de una buena agilidad en los dedos.

mano
Fuente: iStock

Posibles complicaciones

Sufrir hiperlaxitud puede derivar en algunas alteraciones como las siguientes:

  • Atraso en el desarrollo psicomotor
  • Debilidad muscular y torpeza motora
  • Dolor articular
  • Esguinces y luxaciones en las articulaciones
  • Lumbalgias
  • Tendinitis
  • Escoliosis y otras complicaciones posturales
  • Artrosis de rodillas
  • Acortamientos musculares
  • Ansiedad y depresión

Recomendaciones para los padres

Seguramente sea muy común que a los niños con esta condición les encante mostrar sus dotes. No obstante, es importante tener en cuenta estos consejos:

  • El niño debe entender que debe proteger sus articulaciones.
  • Si al pequeño le gusta hacer ejercicio, lo mejor es que escoja aquellos deportes que trabajen la destreza motora, que estimulen los músculos y que potencien la estabilidad y el equilibrio.
  • Para tratar este problema, se debe manejar de manera individual ya que dependerá de la gravedad, los síntomas y el impacto que tenga la condición en la vida del menor.
  • Algo fundamental para el tratamiento es realizar actividad física de forma regular porque favorece el desarrollo de los músculos y el estado cardiovascular, lo que a su vez mejora el control, la coordinación y la estabilidad de las articulaciones.
  • Es importante también evitar las posturas, posiciones y movimientos en las articulaciones que vayan fuera de los rangos normales y que causen esa elongación en exceso de los tejidos.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo