Enfermedades en el niño

Hipo e hipertiroidismo en niños: ¿Cuáles son los síntomas?

Las enfermedades del tiroides a menudo causan confusión entre los padres. ¿Es hipo o hipertiroidismo? Si el tiroides sale alterado en una analítica ¿me debo preocupar? ¿Y si los padres tenemos enfermedades del tiroides, debemos hacer una analítica a nuestro peque? Veamos.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra en el cuello, encargada de producir las hormonas tiroideas. Básicamente nuestra hipófisis produce la llamada TSH que, al llegar a la tiroides, activa la producción de T3 y T4, las hormonas tiroideas.  Éstas controlan muchas funciones del cuerpo, desde el ritmo cardiaco hasta actividades relacionadas con el metabolismo.

Hipotiroidismo

Hipo e hipertiroidismo en niños
Foto: Istock

En una situación de hipotiroidismo, la glándula no produce suficientes hormonas tiroideas. Podemos tener el caso de un hipotiroidismo congénito (ya presente al nacimiento) o el caso de un hipotiroidismo adquirido, es decir, que aparece a lo largo de la vida.

La detección de un hipotiroidismo congénito es esencial, ya que es causa de retraso mental si no lo tratamos. Es tan importante detectarlo a tiempo que dentro de las enfermedades que se diagnostican con la prueba del talón que hacemos a los recién nacidos, va incluido el despistaje de hipotiroidismo. Gracias a esta detección precoz es muy, muy excepcional ver bebés con síntomas ya que antes de debutar con la enfermedad ya los estamos tratando.

Los síntomas de un bebé con hipotiroidismo incluyen: alteraciones neurológicas como disminución de la actividad, disminución del tono muscular y retraso mental. Apatía, decaimiento, inactividad, somnolencia, estreñimiento y dificultades para la alimentación, así como una lengua de mayor tamaño de lo normal son otros síntomas dentro de esta entidad. 

¿Y qué ocurre si tengo un bebé y tengo hipotiroidismo?

La situación de tener una madre que ya padecía hipotiroidismo antes de quedarse embarazada o que ha desarrollado esta patología durante la gestación es frecuente, de ahí la importancia de los controles ginecológicos.

Si la mujer se trata adecuadamente con hormona tiroidea no tendremos ningún problema y el bebé, si tiene una prueba del talón normal, no tendrá más que hacer las revisiones en su pediatra. En determinadas situaciones, como prematuridad, bajo peso al nacimiento, o embarazo múltiple, se suele repetir la prueba del talón entre dos y cuatro semanas tras la primera.

¿Puede aparecer hipotiroidismo más tarde?

Sí, puede darse el caso de niños en edad escolar que desarrollen hipotiroidismo. En este caso los síntomas incluyen: estreñimiento, bajo rendimiento escolar, disminución de la tolerancia al frío, somnolencia, cansancio, piel seca, sobrepeso y disminución de la velocidad de crecimiento.

A mi hijo le sale alta la TSH, pero las hormonas tiroideas están normales. ¿Me debo preocupar?

No, esta situación se conoce como hipertirotropinemia. Hay multitud de factores que pueden desencadenarla, pero si las hormonas tiroideas son normales lo más probable es que esta situación remita sola, sin precisar tratamiento.

 

La tiroides en el niño
Foto: Istock

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste en administrar lo que nos falta, es decir, suplir la función del tiroides administrando la hormona tiroidea en forma de fármacos por vía oral. El endocrino o pediatra se encargarán de ajustar la dosis necesaria a nuestro pequeño.

He leído que se puede prevenir tomando sal yodada, ¿es cierto?

Sí, es cierto. La razón es fácil de entender: el yodo es esencial para que nuestro organismo pueda fabricar las hormonas tiroideas. Podemos asegurar que dispongamos de suficiente yodo en nuestra dieta aderezando las comidas con sal yodada. 

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo se produce cuando la glándula tiroides comienza a funcionar en exceso. Esta hiperfunción da lugar a un metabolismo acelerado, y encontraremos que los niños tienen síntomas como: dificultad para conciliar y mantener el sueño, irritabilidad, bajo rendimiento escolar, sudoración profusa (incluso si hace frío), palpitaciones o taquicardia, diarrea y pérdida de peso. En ocasiones, los ojos sobresalen, están saltones; en medicina a este síntoma se le conoce como exoftalmos.

Es importante señalar que estos síntomas no se producen de un día para otro, sino que poco a poco iremos notando al niño más nervioso, tembloroso, irritable y que comenzará a perder peso. En este caso acudiremos al pediatra, que solicitará un análisis de sangre, en el que confirmaremos el diagnóstico.

La causa más frecuente de hipertiroidismo es la llamada enfermedad de Graves. Este trastorno es de causa autoinmune, es decir, nuestras defensas atacan, por error, alguna parte del organismo.

En este caso se producen anticuerpos contra el receptor de la hormona TSH. Hasta en un 60% de los casos hay antecedentes familiares.

¿Cómo se trata?

Hay que individualizar cada caso y según edad y afectación, decidir entre tratamiento farmacológico, tratamiento con iodo radioactivo o cirugía.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo