Ortodoncia en niños

La alimentación blanda uno de los motivos del aumento de la necesidad de tratamientos de ortodoncia

4 minutos

Si alguna vez te has preguntado por qué cada vez más niños llevan ortodoncia a lo mejor te sorprende saber que una razón es la alimentación cuando son pequeños.

También te puede interesar: Calendario de erupción de los dientes de leche
niña con ortodoncia

¿Tienes la sensación de que cada vez hay más gente que se somete a tratamiento ortodóncico? Es verdad que existe una mayor preocupación estética, y que muchos adultos que tendrían que haberse puesto aparato en la adolescencia y no lo hicieron lo están haciendo ahora. También es verdad que cada vez se lleva más a los niños a revisión, tal y como recomiendan las principales asociaciones ortodóncicas del mundo, pero también es cierto que cada vez más niños necesitan tratamiento de ortodoncia.

Uno de los motivos es el tipo de alimentación que se les da a los pequeños que tiende a ser cada vez más blanda, fácil de tragar y digerir, lo que implica que cada vez mastiquen menos, cada vez encuentren menos resistencia al comer y, por tanto, sus maxilares se les desarrollan menos.

Hace muchos años no era posible darles a los niños la comida tan triturada, y ahora puede convertirse casi cualquier alimento en cremas o purés. Muchos padres por miedo a que se atraganten o por ahorrar tiempo, tienden a darles alimentos muy blandos: fruta “bebible” en vez de que la muerdan con los dientes, panes de molde en lugar de los crujientes con corteza, bizcochos y bollería industrial… Esto hace que no ejerciten sus maxilares, por lo que se desarrollan menos. Como los huesos son más pequeños hay menos espacio para albergar los dientes, es por ello que los dientes tienden a estar cada vez más apiñados y se incrementen las maloclusiones. Como nos gusta recordar en ocasiones, los Neandarthales no tenían maloclusiónes, ya que sus maxilares estaban tan desarrollados que cabían en ellos todos los dientes. Esto se debe a que es la dureza de los alimentos lo que obliga a que los músculos "tiren" de los huesos y los desarrollen. Por el contrario, en la actualidad la musculatura de la cara y los huesos de la boca no se desarrollan lo suficiente, esto origina paladares más estrechos y falta de sitio para los dientes, lo que hace que se tuerzan y apiñen más.

La maloclusión es, de hecho, una de las patologías más frecuentes entre los adolescentes de las sociedades más avanzadas. Los factores hereditarios, los malos hábitos (succión del dedo, uso excesivamente prolongado del chupete o el biberón…) pueden estar en el origen de un problema de mordida, pero también en parte debido a una mala elección de los alimentos.

Otra consecuencia negativa de la dieta blanda es el aumento de caries, ya que, mientras que los alimentos duros llevan a cabo un efecto de arrastre y autolimpieza de los restos que quedan en los dientes, los blandos se pegan a la superficie dentaria y no sólo no se “autolimpian” sino que son más difíciles de eliminar si el cepillado no se hace correctamente.

Mantener una alimentación equilibrada es fundamental para la salud del organismo, pero también para la de la boca. Aunque el ritmo de vida actual hace que se tenga que recurrir con excesiva frecuencia a comida pensada para que los niños coman rápido, con un menor nivel de dificultad para la masticación (por las prisas o para evitar riesgo de atragantamiento), es importante recordar que para que en el futuro tengan una correcta salud bucodental es importante que ejerciten su dentadura.

 

La doctora Beatriz Iglesias Sánchez es licenciada en Odontología por  la Universidad de Salamanca y se especializó en ortodoncia en la Universidad Europea de Madrid, obteniendo un título oficial de Ortodoncia Avanzada. Más adelante se especializó en ortodoncia lingual por la Universidad de Valencia y, actualmente es especialista en este tipo de ortodoncia así como en Invisaling, los dos sistemas más innovadores de ortodoncia invisible. 

La doctora Beatriz Iglesias Sánchez sigue actualizando constantemente sus conocimientos aplicando sus conocimientos en las Clínicas Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, así como compartiendo sus sapiencia en el blog WonderSmile a raíz del nacimiento de su hijo Carlos.

Etiquetas: alimentación niños, caries, dientes, dientes de leche, niños, salud, salud bucal

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS