Seguridad en el coche

La OCU desaconseja el uso de alzadores infantiles en el coche

La seguridad de los niños en los coches es algo de lo que se habla mucho. ¿Lo último? La Asociación de Consumidores desaconseja el uso de alzadores a favor de las sillas de los grupos 2 y 3. Te contamos las razones.

coche
Fuente: iStock

El único modo de que los niños viajen seguros en un coche, tanto en la ciudad como en la carretera, es el sistema de retención infantil. Y es que, según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que tenemos en vigor, los menores con altura igual o inferior a 135cm deberán utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y altura. Aunque es la propia DGT la que establece cuatro grupos de sillas homologadas diferenciadas por peso y altura del menor, también establece que, a partir de los cuatro años, se pueden usar elevadores o alzadores.

Para poder utilizarlos, la altura mínima del niño debe ser de 125cm y pueden usarse hasta que alcancen los 150cm, momento a partir del cual pasarán a utilizar simplemente el cinturón de seguridad.

En cuanto a los sistema de homologación, que también incluyen a los alzadores, deben contar con la homologación de la norma ECE44/04 y, siempre que sean de más de un metro, deberán estar sujetos a la norma R129.

La OCU los desaconseja

Aunque, como vemos, los alzadores de coche están regulados por la Dirección General de Tráfico, ahora la Organización de Consumidores ha desaconsejado su uso. ¿La razón? Según ellos, porque no garantizan un protección suficiente al niño en caso de impacto lateral, un accidente que se repite bastante en intersecciones urbanas.

¿Qué aconseja, entonces, la OCU?

“En su lugar recomendamos utilizar una silla buena y segura para los niños mayorcitos; una silla del grupo 2/3 para niños de 4 a 12 años”, aseguran en su página web. “Para que los pequeños viajen cómodos y seguros, lo mejor es elegir una buena silla de seguridad, ajustada a su edad, y cerciorarnos de que la instalamos bien”, afirman.

Además, aseguran que aunque el uso del asiento de seguridad es obligatorio hasta los 135cm, recomiendan que sigan usándose hasta que el niño alcance los 150cm para pasar directamente al cinturón.

Otros accesorios que desaconsejan

El alzador para el coche no es el único que sale mal parado en la página web de OCU. Tampoco aconsejan el sistema antiescape del arnés de 5 puntos (un dispositivo que se coloca en el arnés del coche y reduce el espacio entre el niño y el arnés, evitando que saque los brazos).

Este es legal, pero evita la libertad del niño, sobre todo en caso de accidente.

Caso parecido suscita el clip para el pecho (para evitar que se separen los cinturones verticales de la silla de seguridad).Aunque es legal en sillas homologadas bajo la norma 129 (solo bajo esta norma), puede evitar que el pequeño se libere de los cinturones.

¿Y qué pasa con los cierres de la hebilla del cinturón de seguridad? “Este sistema no cumple con la norma, por lo que no debería usarse”, asegura la OCU. Sin embargo, es cierto que el reglamento que regula los cinturones de seguridad define cómo ha de ser la hebilla para que esté aceptada.

Los accesorios que sí recomiendan

Aparte de los no recomendados, también tienen hueco para una lista de accesorios que no interfieren en la seguridad en el coche. Hablamos, por ejemplo, de los productos para que se duerman los niños (una almohada, un cojín, unos cascos…).

También te puede interesar:
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo