Nutrición infantil

Los alimentos ultraprocesados son los más consumidos en la dieta infantil

Un reciente estudio ha determinado que en los últimos años ha disminuido el consumo de bebidas azucaradas, pero ha aumentado el consumo de productos de bollería.

Durante estos últimos años, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. En 2016, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepreso o directamente eran obesos, si contamos a los adolescentes, las cifras suben hasta los 340 millones según la Organización Mundial de la Salud. Los alimentos ultraprocesados son unos de los culpables debido a que son alimentos baratos y fáciles de conseguir ya que vienen preparados. La bollería ha cobrado una gran importancia en estos últimos 21 años y esto lo determina un nuevo estudio publicado en la revista médica JAMA Network, bajo el nombre de “Tendencias en el consumo de alimentos ultraprocesados entre los jóvenes estadounidenses de 2 a 19 años entre 1999-2018.

Según el estudio, los alimentos ultraprocesados ​​contribuyen a la obesidad y se asocian con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer y mortalidad en adultos. La tasa de obesidad infantil ha aumentado constantemente entre jóvenes estadounidenses durante las últimas 2 décadas. Este estudio caracterizó las tendencias en el consumo de alimentos ultraprocesados ​​entre los jóvenes de Estados Unidos de 2 a 19 años desde 1999 hasta 2018 (en general y entre subgrupos de población) utilizando datos de 10 ciclos consecutivos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES).
 
Los investigadores evaluaron los principales subgrupos de alimentos ultraprocesados ​​consumidos por los jóvenes y los perfiles de nutrientes asociados. En este análisis de datos representativos a nivel nacional, determinaron que la mayoría consumieron mayor cantidad de calorías diarias de alimentos ultraprocesados que de verduras o frutas. El porcentaje estimado de energía consumida de alimentos ultraprocesados ​​aumentó de 1999 a 2018, con una tendencia creciente en platos combinados listos para calentar y comer y una tendencia a la baja en las bebidas azucaradas. Los jóvenes negros no hispanos y los jóvenes mexicoamericanos tuvieron una mayor aumento en el porcentaje de energía del consumo de alimentos ultraprocesados ​​que los jóvenes blancos no hispanos

Sin desayuno, con mucha comida basura

Este aumento en el consumo de alimentos ultraprocesados se debe a una vida rápida y ajetreada que apenas deja tiempo para las horas de la comida, los padres prefieren darle a los niños una galleta para desayunar que un desayuno sano y rico en nutrientes, según el estudio.

Sin embargo, este estudio también puntualiza un aumento en el consumo de productos de panadería dulce y botanas dulces. Algunos productos dulces de panadería (como pasteles, tartas, galletas y cruasanes) y bocadillos dulces (como caramelos) son la segunda fuente más consumida de azúcares agregados entre los jóvenes de Estados Unidos que representan aproximadamente el 21% -31% del total de azúcares agregados consumidos por Estados Unidos.

En relación a esto, en España también se han realizado estudios como el que cuenta el Ministerio (Encuesta Nacional de Salud) que estiman que el 6,2% de la población infantil y juvenil española no desayuna habitualmente y que existe una relación clara entre este mal hábito alimenticio y la obesidad. La Encuesta Nacional de Salud detecta también que sólo un 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono. Por el contrario, el 19,3% de esta población infantil y juvenil sólo toma un vaso de leche y el 56% sólo lo acompaña de algún hidrato de carbono.

Continúa leyendo