Coronavirus

Menos enfermedades comunes entre los niños debido a la pandemia

Debido a las medidas de protección y seguridad implantadas desde hace aproximadamente un año, tras el aumento de casos de coronavirus en nuestro país, los expertos señalan que enfermedades comunes entre los niños como resfriados comunes o bronquiolitis han descendido considerablemente.

Aunque es cierto que los casos de coronavirus en niños se ha incrementado en la segunda y tercera ola en nuestro país (en el mes de diciembre, por ejemplo, sabíamos que la tasa de niños con COVID-19 había aumentado del 1 al 12 por ciento), de manera que a finales de septiembre se habían registrado 66.000 casos de niños infectados, la mayoría presentan una buena evolución, de manera que únicamente el 1 por ciento ha requerido hospitalización.

No obstante, dado que muchos niños pasan la enfermedad de forma asintomática, los expertos coinciden en señalar que ese incremento de casos entre niños pequeños y mayores se debe principalmente no tanto a un mayor número de casos en sí, sino a que ahora se ha aumentado la realización de test diagnósticos, por lo que se estarían detectando muchos más casos en aquellos niños asintomáticos, y que precisamente no eran diagnosticados en la primera ola (debido fundamentalmente a que no se llevaban a cabo tantos test).

Pero el uso de las distintas medidas de protección e higiene no solo en los adultos, sino sobre todo entre los más pequeños (principalmente en los colegios y escuelas), está haciendo que, a día de hoy, se esté registrando una disminución de enfermedades comunes entre los niños, con menos casos de gripes y otras infecciones respiratorias habituales durante esta época.

Ya te hemos comentado en algún que otro momento que los casos de gripe estacional se encuentran en estos momentos en mínimos históricos en nuestro país, de forma que, a mitad del pasado mes de enero, el sistema de vigilancia de la gripe únicamente había detectado cinco casos de gripe en lo que vamos de temporada.  

Pero también estaría ocurriendo algo similar con otras enfermedades comunes entre los pequeños, como podría ser el caso de los casos de virus sincitial respiratorio, una de las causas más habituales de bronquiolitis y neumonía en niños menores de 1 año de edad

Si bien es cierto que las enfermedades respiratorias comunes en los niños parecen haber disminuido, los expertos continúan recordando a los padres que aún es posible que contraigan la COVID-19, y que a más de 66.000 niños se les ha diagnosticado, aunque con un curso de la enfermedad muchísimo más leve, en comparación con otros grupos de edad.

¿Qué ocurre con las enfermedades comunes?

Este cambio en la tendencia no significa que las bacterias y otros virus hayan desaparecido. Pero sí es cierto que las distintas medidas preventivas que estamos enseñando a los más pequeños podría estar marcando la diferencia en esta temporada, al ayudar a detener la propagación de otras enfermedades virales y bacterianas.

Muchas de estas medidas, como de buen seguro sabrás, incluyen el uso de la mascarilla facial (obligatoria a partir de los 6 años de edad), lavarse las manos continuamente, el uso de gel hidroalcohólico cuando sea necesario, mantener una distancia de seguridad interpersonal incluso en el interior de las aulas, y los conocidos como grupos burbuja.

Menos gripes debido a la pandemia
Foto: Istock

También es necesario tener en cuenta el incremento en la vacunación contra la gripe como medida para evitar que los hospitales colapsaran durante la temporada invernal junto con los propios casos de COVID-19, lo que habría ayudado a detener los casos de gripe en la población.

Pero, ¿qué está ocurriendo verdaderamente con algunas de las infecciones secundarias comunes que los niños tienden a contraer durante esta temporada? Los expertos también han observado una disminución en el número de casos.

Cuando el sistema inmunológico de un niño se encuentra luchando contra un virus respiratorio, es habitual que tiendan a ser más susceptibles a otras infecciones secundarias, como podría ser el caso de sinusitis o de infecciones de oído, lo que puede ocurrir cuando su sistema inmune se encuentra inactivo. Sin embargo, no se están enfermando con tanta frecuencia.

¿El menor número de casos de resfriados y gripes entre los niños podría afectar a su sistema inmunológico a largo plazo?

Los especialistas consideran que las distintas medidas de protección individual, unido al tiempo de confinamiento durante la pandemia, no tendería a originar que el próximo invierno vaya a producirse un incremento de casos. 

Es posible, eso sí, que los niños experimenten un mayor número de resfriados, en comparación con este año, pero similar a cuando el pequeño empieza por primera vez en la guardería o en la escuela. 

De hecho, en situaciones no pandémicas, los niños que empiezan la guardería o la escuela suelen enfermarse con una mayor frecuencia. Y esto es lo que, precisamente, ayuda a construir nuestro sistema inmunológico. De ahí que en el segundo año a los niños les vaya mucho mejor.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo