Cómo motivar a tu hijo

Mi hijo no quiere hacer deporte: ¿cómo motivarlo?

Si bien hay niños que son muy deportistas desde que son pequeños, a otros les cuesta mantenerse activos. Mira aquí algunos consejos para motivar a tu hijo.

niño
Fuente: iStock

Desgraciadamente es una realidad: los niños cada vez hacen menos actividad física. Un hecho que está provocando que las tasas de obesidad se acrecienten y que los pequeños tiendan a ser personas sedentarias, lo que puede repercutir gravemente en su futuro. En este sentido, ¿cómo podemos motivarlos a hacer deporte?

Hacer deporte tiene tanta importancia como llevar una alimentación saludable. Tal y como aconseja la Asociación Española de Pediatría, lo ideal es que los menores de entre 5 y 17 años jueguen al menos una hora al aire libre, así como que eviten el sedentarismo.

No obstante, hay niños que no se sienten con la motivación suficiente como para practicar deporte. Encontrar el motivo que lo provoca puede ser útil para conseguir motivarlos. Estas pueden ser algunas de las razones:

  • Abusan del uso de dispositivos electrónicos. El uso en exceso de dispositivos con pantallas puede ser un gran obstáculo porque muchos prefieren quedarse en casa con la tele o el móvil, por ejemplo, antes que ir a jugar a la calle.
  • Prefieren actividades más sedentarias. Hay menores cuyas actividades favoritas son más tranquilas, como dibujar, jugar a juegos de mesa, hablar o jugar con sus juguetes. Aunque esto es bueno, hay que hacerles ver que también deben mantenerse activos físicamente.
  • No les gustan las actividades movidas como los ejercicios de mucha intensidad o los deportes en equipo. Podemos plantearles que hagan actividades algo más relajadas como andar a buen ritmo o dar paseos en bicicleta.
  • Son tímidos. A algunos peques no les gusta hacer deporte más bien por el hecho de que son muy reservados. Podemos buscar algún deporte individual, o bien decirles de hacer deporte en familia o con personas de confianza.
  • Tienen alguna inseguridad. Puede que algunos niños no sean tan “buenos” en el deporte, que no tengan tantas habilidades deportivas, y que por eso se sientan algo acomplejados.

Recomendaciones para motivar a los niños

Si tu hijo no quiere hacer deporte, prueba estos consejos:

  • Haz que entienda por qué es importante. Para que un niño haga algo, debemos darle motivos convincentes para que lo haga. Háblale de las ventajas que tiene para su salud hacer deporte, pero también de otras cosas buenas que ganará: conocer gente nueva y hacer amigos, estás más fuerte y sano, salir más a la calle, pasárselo bien…
  • Busca una actividad que pueda gustarle. Se sentirá más motivado si hace una actividad que le gusta, por tanto, una buena idea es que sea él mismo el que escoja su deporte. No olvidéis pensar en opciones que se ajusten a la edad y a la personalidad del niño.
  • Intenta que tenga una relación sana con el deporte. Aunque competir siempre está bien como motivación, recuérdale que no es lo más importante, antes que nada, debe divertirse y pasarlo bien, nunca sufrir presión en exceso.
  • Apóyale. Algo muy positivo es conseguir que los niños se acostumbren y sigan practicando deporte siempre. Por eso, recuerda apoyarlo y darle la enhorabuena por sus logros y sobre todo por su esfuerzo y constancia.
  • Da ejemplo. Como en tantos otros aspectos de la vida, dar ejemplo es mucho más efectivo que dar una orden. Por eso, ¿qué tal si hacemos deporte en familia? También servirá para pasar tiempo juntos.
  • Si no está a gusto, encontrad otra alternativa. Aunque la constancia es fundamental, no quiere decir que siempre se acierte a la primera. Por eso, si después de un tiempo, el peque insiste en que no le gusta la actividad que ha elegido, se deben buscar otras opciones. El objetivo no es que vaya a desgana, sino que tenga una buena relación con el deporte.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo