¿Cómo ayudarlo?

Mi hijo vomita la medicina: ¿por qué le ocurre y qué hacer?

¿Tú niño vomita la medicina? ¿Quieres saber por qué y cómo debes actuar? Aquí vemos algunas observaciones sobre ello.

niña
Fuente: iStock

Tu hijo está malito y necesita tomar un medicamento. Pero después de tomárselo, lo acaba vomitando de repente. Es ahí cuando te preguntas por qué le ocurre esto y cuando quieres saber cuál es la mejor forma de actuar. Toma nota de algunas recomendaciones que vemos a continuación al respecto.

Cuando los peques necesitan tomarse alguna medicina, lo que se busca es que su organismo la asimile para que le haga el efecto necesario y así revertir los síntomas que pueda estar teniendo. El problema está cuando un niño la acaba vomitando, ya que entonces no le serviría de ninguna ayuda. Si tu hijo vomita las medicinas, puede deberse a varias causas que en la gran mayoría de casos no suelen ser graves, pero que no está de más conocer.

¿Por qué le puede ocurrir?

  • Para empezar, una de las razones más comunes es debido al sabor. Aunque muchos fármacos para niños tienen un sabor a naranja o a fresa, realmente son sabores artificiales que les pueden seguir resultando desagradables. Y esto es lo que puede provocar que vomiten los medicamentos.
  • Puede producirse un vómito si el niño es intolerante o alérgico a uno de los componentes de la medicina, algo que habría que consultar cuanto antes con el médico. Sobre todo, porque lo indicado sería encontrar un medicamento sustituto.
  • También puede deberse a que al peque se le irrite el estómago al tomar el medicamento. Por eso, es fundamental seguir las indicaciones del pediatra, porque seguramente sea necesario tomar algo antes de ingerir la medicina, o tomársela junto a un protector de estómago. 

¿Cómo actuar si vomita la medicina?

Si nos encontramos ante esta situación, lo que debemos pensar es en el tiempo que ha pasado desde que se ha suministrado la toma:

  • Si el peque la vomita de forma inmediata, es decir, que han pasado menos de 15 minutos, se le puede dar una nueva dosis entera.
  • Si el vómito se da entre los 15 y 30 minutos después, se puede volver a repetir la dosis, pero solo la mitad. Esto es porque una parte de la medicina se considera que sí se podría haber asimilado.
  • Si ya ha pasado más de 1 hora, no se debe repetir la toma, porque se entiende que, aunque se haya vomitado, el organismo ya ha ingerido y asimilado el medicamento. Normalmente, lo mejor será esperar el tiempo que haya recomendado el pediatra hasta la próxima toma.

En el caso de que el peque continúe vomitando y no sea capaz de evitarlo, lo adecuado será consultarlo con su médico. Puede que le recomiende otras formas como un jarabe en lugar de cápsulas o pastillas, o bien mezclarlo con comida según el caso concreto.

Por otra parte, si se percibe que la reacción se produce únicamente con un medicamento específico, es posible que el niño tenga alergia a algún componente, y esto habrá que consultarlo también con su médico. Tanto para evitarle pasar otra vez por situaciones nada agradables, como para que en un futuro no se le receten medicamentos con tal composición.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo