Alergias en niños

Niños con alergia al polvo, ¿qué podemos hacer?

Los niños con predisposición alérgica se sensibilizan poco a poco a los ácaros del polvo en contacto con el que hay en la casa. Y, si no se toman medidas, sus procesos catarrales se repiten sin cesar una y otra vez.

Los ácaros del polvo son insectos de tamaño microscópico que viven en sillones, alfombras, colchones, mantas, peluches, libros y librerías, es decir, en toda la casa. En todos esos lugares estos bichitos encuentran su alimento preferido. ¿Sabes cuál es? Pues sí, las escamas que se desprenden de nuestra piel cuando ésta se regenera.

La única forma que existe de prevenir cualquier alergia es alejarse de la sustancia que la ocasiona (alergeno). En el caso de alergia la polvo, hay que extremar la higiene en la casa, sobre todo en su dormitorio, que es donde ella pasa más horas al día, para evitar en lo posible el polvo.

Los ácaros se desarrollan mejor cuando la temperatura de la casa es alta y la humedad supera el 70-80%, por eso procura que la temperatura ambiental esté entre 18 y 22º y la humedad no suba del 50%.

Cómo eliminar los ácaros del polvo

  • Para eliminar el polvo de suelos y alfombras usa un aspirador con filtro antiácaros, nunca la escoba, porque al barrer se traslada el polvo de un lugar a otro, y en vez de solucionar el problema lo podemos estar amplificando. 
  • Limpia los muebles con un paño húmedo, que recoge el polvo sin levantarlo. Pasar el plumero sólo sirve para quitar el polvo de la superficie en la que se haya posado, pero no para eliminarlo, ya que lo estaríamos trasladando de un sitio a otro. Evita en la medida de lo posible las tapicerías, que son grandes adherentes del polvo.
  • La cama es uno de los lugares donde más ácaros se esconden. Elige un colchón y una almohada de material acrílico, como látex o espuma, y cúbrelos con fundas antiácaros y transpirables. Los colchones y almohadas de plumas y lana están contraindicados en niños alérgicos a los ácaros del polvo. Independientemente del material, es muy aconsejable pasar el aspirador -preferentemente de agua- sobre el colchón una vez, al menos, cada mes o cada dos meses. 
  • Lava las sábanas una vez a la semana a más de 50º durante un mínimo de 10 minutos, y déjalas secar al aire libre y a ser posible a la luz del sol.
  • No coloques encima de la cama cojines ni peluches, ni pongas en el dormitorio estanterías con libros o juguetes ni cortinas largas. Cuantas menos cosas haya en la estancia, menos ácaros se acumularán. A veces priorizamos la decoración sin darnos cuenta de que todos esos objetos decorativos lo que están haciendo es aumentar, y de qué manera, las posibilidades de que los ácaros campen a sus anchas en nuestro dormitorio o en el de nuestros hijos. 
  • Los productos acaricidas (químicos que destruyen los ácaros) que se venden no ofrecen buenos resultados. Lo mejor es mantener una buena limpieza en el hogar y optar por paños húmedos para retirar el polvo y por aspiradores de agua para limpiar suelos, cortinas, colchones, sofás...

 

 

 

Continúa leyendo