Coronavirus

Niños menores de 5 años pueden tener niveles más altos de coronavirus, según estudio

Hasta el momento se creía que los niños no eran buenos portadores del nuevo coronavirus. Pero de acuerdo a un estudio publicado hace apenas unos días, los niños menores de 5 años de edad podrían presentar niveles más elevados del virus, aún cuando sean asintomáticos o tengan una sintomatología leve, por lo que pasarían a convertirse en las principales vías de transmisión tanto en los hogares como en las escuelas.

Hasta hace poco tiempo, se creía que los niños más pequeños eran de alguna manera menos susceptibles a la infección por SARS-CoV-2 (causante del COVID-19, el nuevo coronavirus que desde hace unos meses ha puesto en saque a las principales autoridades sanitarias de la mayoría de los países a lo largo del mundo). Sin embargo, un nuevo estudio publicado recientemente ha descubierto que los niños menores de 5 años de edad portarían incluso elevadas cantidades de coronavirus tanto en la nariz como en la garganta, en comparación con los niños mayores y con los jóvenes y adultos.

Los resultados del estudio fueron publicados en la edición especializada JAMA Pediatrics, y en él se evaluaron a 145 personas en busca de evidencias del ARN del virus. Así, después de dividir a sus participantes en un total de tres categorías de edad (niños más pequeños, niños mayores y adultos), los investigadores descubrieron que el grupo más joven tenía entre 10 a 100 veces más virus en comparación con los otros dos.

Si bien los resultados no pueden mostrar la capacidad de que los niños pequeños sean más “eficaces” a la hora de transmitir la enfermedad a otros, sí ofrece una clara señal de advertencia ante la vuelta al cole a mediados del próximo mes de septiembre (efectivamente, apenas dentro de mes y medio). No en vano, en nuestro país nos encontramos inmersos en un debate acerca de la reapertura de las escuelas, en un momento en el que un nuevo estudio habría encontrado que los niños pequeños pueden ser portadores de niveles significativamente más elevados del nuevo coronavirus.

Y este descubrimiento fue llevado a cabo en niños menores de 5 años de edad con COVID-19 leve a moderado, lo que significa que no necesariamente presentaban síntomas graves relacionados con la enfermedad.

En este sentido, es necesario reseñar que, de acuerdo a los hallazgos obtenidos durante la prueba (la cual se llevó a cabo entre el 23 de marzo y el 27 de abril por parte de investigadores de Chicago, en Estados Unidos), aunque esto no indicaría que los niños pequeños sean más contagiosos que los adultos, sí mostraría que los niños podrían actuar como unos impulsores potencialmente importantes de la transmisión.

Según los científicos, “descubrimos que los niños menores de 5 años con COVID-19 tienen una carga viral más alta que los niños mayores y los adultos, lo que puede sugerir una mayor transmisión”, como ocurre con el virus respiratorio sincitial. Y van aún más allá: “esto tiene importantes implicaciones para la salud pública, especialmente durante las discusiones sobre la seguridad a la hora de reabrir escuelas y guarderías”.

Y como opinan los expertos, no es adecuado asumir que solo por el hecho de que la mayoría de niños no presenten una enfermedad grave, o incluso sean asintomáticos, no tengan el virus. 

No en vano, los propios investigadores señalan en el estudio que el hecho de que las escuelas y los colegios hayan permanecido cerrados durante la mayor parte de la crisis de coronavirus (no debemos olvidarnos que los colegios fueron oficialmente cerrados a partir de mediados de marzo en nuestro país), esto podría haber afectado a las investigaciones y estudios iniciales en los que se concluyó que los niños eran menos propensos a transmitir COVID-19.

Hallazgos similares en otros estudios

Y los últimos hallazgos han sido publicados inmediatamente después de que se conociera la realización de un gran estudio en Corea del Sur, en el que se descubrió que la transmisión del coronavirus en las casas “era muy elevada” para los pacientes de entre 10 a 19 años de edad. 

Lo cierto es que los resultados de este estudio están en línea con estudios pequeños similares llevados a cabo en otros países. En Francia, por ejemplo, entre 438 niños las puntuaciones de la carga viral fueron similares entre niños asintomáticos y con síntomas obvios. Lo mismo ocurrió en un estudio realizado en Alemania, lo que respaldaría la idea de que los niños pueden albergar grandes cantidades del virus, pero sin mostrar síntomas evidentes de la enfermedad.

No obstante, los científicos son cautos, principalmente cuando han recurrido a otras enfermedades víricas con la finalidad de evaluar cuál es la probabilidad de que los niños puedan transmitir el coronavirus. Y es que, al menos por el momento, no existiría la evidencia suficiente de que los niños puedan jugar el mismo papel con el coronavirus como lo hacen, por ejemplo, con el virus de la gripe, donde sí está lo suficientemente claro que los niños con gripe sí son los principales impulsores de la propagación.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}