Seguridad en el coche

Nunca permitas que tu hijo lleve la mochila (ni el abrigo) sentado en el coche

4 minutos

Si lleváis al colegio a vuestros hijos, aunque sean desplazamientos cortos, nunca permitáis que lleve la mochila ni el abrigo puesto porque en caso de accidente puede aplastar la columna vertebral del niño. Aprovechamos para recordar 5 medidas de seguridad vitales.

También te puede interesar: Si tu hijo mide menos de 125 centímetros prohibido ir en coche en un elevador sin respaldo
coche

Comienza el ‘cole’ y vuelven los trayectos cortos en coche con niños. Es fácil caer en el “para 5 minutos de coche no uso los sistema de sujeción”, sin embargo, el mayor índice de siniestralidad se produce en este tipo de traslados. Además, no solo es suficiente con usar una silla con sistema de retención infantil, hay que hacerlo de la forma adecuada para que sea efectiva, con el sistema i-Size o Isofix. Además de estas medidas de seguridad, también es importante recordad que jamás deben ir sentados en el coche con mochila en la espalda o, incluso, el abrigo puesto. ¡Cada detalle cuenta!

¿Qué tiene de malo sentarse con la mochila escolar?

00:42

Para hacernos una idea, en caso de accidente frontal a 64 km/h una mochila de 4 kilos multiplica su peso por 40. 160 kilos pueden aplastar la columna vertebral de un niño y causarle serias lesiones. A esto hay que sumar, que la protección lateral también es menor ya que la posición del niño es más adelantada de la adecuada. Coches.net, el portal de motor líder en España explica que “existen multitud de modelos de sillas infantiles para todas las necesidades y bolsillos. Lo más importante es fijarnos en que esté homologado y cumple con los estándares de seguridad. Para ello tenemos que buscar la etiqueta de homologación”.

Por qué NUNCA debemos llevar a los niños en el coche con el abrigo puesto

seguridad en el coche

El que los niños lleven el abrigo puesto en el coche puede llegar a ser peligroso, o incluso mortal, según sea el accidente, según lo ajustados que vayan los cinturones y según lo voluminoso que sea el abrigo.

En caso de accidente frontal, el niño va sentado de cara, en la dirección de la marcha (y no a contramarcha), la inercia es mucho mayor que en otros accidentes de tráfico. Este es el gran peligro puesto que los cinturones tienen que sujetar su cuerpo, y si el niño lleva abrigo, y los cinturones están un poco sueltos, algo usual si tenéis un hijo algo escapista, puede que el abrigo haga de catapulta y permita que el tórax de tu hijo se escurra, y el cuerpo se flexione hacia adelante de manera brusca, poniendo en peligro su  columna y cuello.

El peligro de poner los cinturones con el abrigo puesto es que la prenda está generando un volumen falso en el tórax del niño. Nos vemos obligados a extenderlos un poco para poder atarle y esto es en base a un volumen que no pertenece en realidad al cuerpo del niño, sino que ha aumentado por la prenda de ropa. En caso de accidente, si el niño no lleva chaqueta, su cuerpo no pierde volumen por la presión del cinturón, pero una chaqueta sí. El acolchado que lleve para el frío puede llegar a ceder por la presión del cinturón y, en consecuencia, dejar ese espacio para que el cuerpo del niño pueda deslizarse hacia afuera de la sujeción.

Así que recordad mejor sin abrigo y en caso de que el coche esté helado ponerle el abrigo por encima.

5 normas básicas de seguridad vial al llegar al colegio

Hasta los 2 años, las lesiones más frecuentes por accidente de tráfico son en el cuello ya que la cabeza es mayor en proporción con el resto del cuerpo y la columna vertebral aún es muy frágil.

De 2 a 4 años, la parte más débil es la cabeza porque las vértebras no son lo suficientemente fuertes para soportar las desaceleraciones bruscas.

De 4 a 10 años, el riesgo se centra en el abdomen.

Los expertos de coches.net nos aconsejan seguir 5 normas básicas de seguridad vial al llegar al colegio:

  1. Los adultos son un ejemplo para los niños. Hay que cruzar siempre por el paso de peatones y con el semáforo en verde, los pequeños copian lo que ven y aprenden de cada acto de los mayores.
  2. Enseñar a los pequeños a asegurarse de que todos los vehículos están parados a ambos lados de la calle o carretera antes de cruzar.
  3. Caminar siempre por la acera.
  4. Los niños deben salir del coche siempre por el lado de la acera.
  5. No aparcar en doble fila. Un coche en doble fila resta visibilidad al resto de conductores y obliga a bajar al niño sobre la calzada, lo cuál es peligroso.

Etiquetas: silla del coche

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS