Primeros auxilios

Parada cardiorrespiratoria: errores y aciertos que pueden resultar decisivos

La reacción precoz es imprescindible en una situación de emergencia como esta, pero no sirve de nada si no se hace con acierto y conocimiento.

Decidir y reaccionar con rapidez es fundamental para la esperanza de vida de una persona que acaba de sufrir una parada cardiorrespiratoria delante de nosotros sin que haya personal sanitario delante que se puede hacer cargo de las maniobras de primeros auxilios, pero lo es todavía hacerlo con acierto y conocimiento. 

Esto, desgraciadamente, no siempre sucede, de modo que vamos a repasar la lista de acciones en las que solemos equivocarnos la población general cuando atendemos un caso urgente como este y cuáles son los pasos correctos a dar. Todo ello sin entrar demasiado en los detalles específicos de los protocolos para cada grupo de población porque eso ya lo hemos hecho con detenimiento recientemente. 

Aviso precoz

El tiempo es oro. Los profesionales e instituciones médicos lo advierten con una cifra que es la mejor forma de concienciar: la mortalidad aumenta un 10% por cada minuto que pasa sin atención médica. Por este motivo, es absolutamente imprescindible asegurar tanto a la víctima como a ti mismo (moverle solo si es imprescindible) y avisar a emergencias lo más rápido posible. 

La lengua no se traga

La desinformación es un riesgo también en los primeros auxilios. Especialmente en el ámbito deportivo se ha extendido la idea simplificada de que la lengua se traga y que es lo primero que se debe asegurar en una víctima en parada cardiorrespiratoria, pero tal y como han vuelto a insistir muchos médicos en redes sociales este mismo fin de semana después del mediático caso del desfallecimiento de Christian Erikssen, jugador de fútbol danés, durante un partido de la Eucopa, no se traga. “LA LENGUA NO SE TRAGA. No, no… y mil veces NO. Seriedad técnica en temas tan sensibles e importantes como la RCP-Básica”, dice el médico urgenciólogo Luis Ayala, que divulga en la cuenta de Twitter @Dr.Luis.

Tomar el pulso

Otro de los errores en los que se puede caer al encontrarnos un caso de para cardiorrespiratoria en el que no haya personal sanitario para hacerse cargo inmediato de la atención de la víctima, ya sea bebé, niño o adulto, es el de perder tiempo tomando el pulso. Esto es algo que los protocolos médicos en Soporte Vital Avanzado recientes recomiendan que solo se lleve a cabo por profesionales médicos experimentados. La clave es reaccionar de forma precoz pero con acierto: llamada a emergencias, confirmar si la víctima respira y RCP. Así lo explica también CERCP (Consejo Español RCP), aprovechando el caso mediático de Erikssen mencionado anteriormente: “La cadena de supervivencia se basa en el reconocimiento y alerta precoz, la RCP inmediata, el acceso prioritario a la desfibrilación y la llegada rápida de los servicios de emergencias a la víctima”, indica. 

Conocer en qué consiste el protocolo de actuación mínimo

 “No fue salvado por un sistema de trauma o una complicada ambulancia para derrames cerebrales, ni por un cardiólogo y laboratorio de cateterismo o un helicóptero. Fue salvado por una habilidad básica y simple que, en mi opinión, debería enseñarse a todos los estudiantes de primaria en este planeta”, escribió en Twitter el fin de semana el médico Mike Abernethy. 

Una opinión que secundaron otros profesionales de la medicina que son también divulgadores en redes sociales, como es el caso de Alberto García-Salido: “La reanimación cardiopulmonar debería enseñarse en los colegios. No tengo la más mínima duda”. Más allá del devenir de un debate que ha vuelto a la primera plana una vez más, es evidente que tener unas nociones básicas de en qué consiste y cómo se procede a realizar una RCP es decisivo que la víctima de una parada cardiorrespiratoria pueda sobrevivir.

Confundir si hay respiración o no

“Hasta en el 40% de las paradas pueden existir respiraciones agónicas (gorgoteo, boqueadas), que NUNCA deben interpretarse como respiración eficaz. En caso de boqueadas, comenzar compresiones cardiacas SIN DEMORA”, indica el doctor Luis Ayala, alertando de la importancia de explicar a la población general cómo diferenciar si una víctima de una parada cardiaca respira o no. “Centrémonos en saber identificar ausencia de respiración como signo de parada cardiorrespiratoria”, añade. Este aspecto, más allá de conocer la maniobra de RCP, puede ser diferencial en el éxito o no de la actuación de primeros auxilios.

Conocer las diferencias del masaje cardiaco según la edad de la víctima

No es lo mismo que la víctima sea un bebé, un niño o un adolescente, a los que se aplican los mismos protocolos que a los adultos. La gran diferencia radica en las manos: en los bebés se utilizan solo dos dedos, una mano en los niños y las dos en los adultos. 

El ritmo de las compresiones

Un paso fundamental de toda RCP es aplicar correctamente no solo la secuencia de compresiones y respiraciones recomendada por todas las instituciones y profesionales médicos, sino también llevar el ritmo adecuado en lo que respecta a las compresiones. En todos los casos, la cadencia correcta es proporcionar entre 100 y 120 compresiones torácicas por minuto para que el tórax se expanda por completo entre cada una de ellas.

Exceso de ventilación

Es otro error habitual, el de proporcionar un exceso de ventilación a la víctima. El protocolo de actuación establece una secuencia de 30 compresiones y dos insuflaciones, y el ritmo lo marca la recomendación mencionada anteriormente: 100-120 compresiones por minuto.

Continúa leyendo