Primeros auxillios

Cómo es la posición lateral de seguridad en los niños

Si bien la RCP y la maniobra de auxilio en caso de atragantamiento es distinta a la de los adultos, en este caso la posición adecuada es la misma.

Foto: iStock
Foto: iStock

Tres de las maniobras de primeros auxilios que es bueno que conozcamos los ciudadanos de a pie son la reanimación cardiopulmonar (RCP), la maniobra de auxilio en caso de atragantamiento y la posición lateral de seguridad. Es importante en los tres casos tener en cuenta si hay diferencias, que las hay en dos de ellas, en función de si la víctima es un niño o un adulto.

De las tres técnicas de primeros auxilios elementales mencionadas, a la RCP y a la maniobra de Heimlich, que es como se conoce a la técnica de auxilio en caso de ahogamiento, ya le dedicamos piezas exclusivas para exponer en profundidad qué son y cómo ejecutarlas en función de la edad de la víctima, pero no así a la posición lateral de seguridad, que es aquella que se emplea en primeros auxilios para “evitar que la lengua caiga hacia atrás y produzca la asfixia” de la víctima, explica el equipo del hospital maternoinfantil Sant Joan de Déu de Barcelona. “Asimismo, evita que la saliva, las secreciones respiratorias o el vómito, si se produce, puedan aspirarse a los pulmones y complicar la situación”, añaden desde el centro sanitario catalán.

Esta posición es la misma tanto en los niños como en los adultos porque su objetivo es “simplemente” mantener en todo momentos las vías aéreas abiertas cuando una persona se encuentra inconsciente pero tiene respiración y pulso. Hay una excepción en la que los sanitarios no recomiendan mover a una víctima que presente este cuadro: cuando ha sufrido un traumatismo. “En casos en que el niño haya sufrido un traumatismo (craneal o en la columna) es preferible no movilizarlo para evitar agravar las posibles lesiones derivadas del mismo”, indican desde el HSJD.

Cómo es la postura

La pediatra Catalina Núñez explica paso a paso cómo se debe ejecutar la posición lateral de seguridad cuando nos encontramos a una víctima inconsciente que respira y tiene pulso y no ha sufrido un traumatismo en la columna o la cabeza. 

La doctora detalla en este artículo publicado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Temprana (AEPap) que “La postura debe ser estable y debe permitir que la vía aérea continúe abierta”. Para ello basta con seguir paso a paso las siguientes siete indicaciones: 

  1. Colocar a la víctima tumbada boca arriba.
  2. El reanimador se colocará a la derecha de la víctima.
  3. Estirarle el brazo derecho por encima de la cabeza
  4. Doblarle el brazo izquierdo sobre el cuerpo.
  5. Flexionarle la pierna izquierda.
  6. Girarle el cuerpo haciéndola rodar hacia su derecha, de forma que quede de lado.
  7. Colocarle la mano izquierda bajo su mejilla derecha.

No pasa nada, tal y como explica la doctora Elizabeth Alonso del Centro de Atención de Urgencias y Emergencias del 112 en Extremadura en este vídeo imperdible sobre las distintas maniobras de primeros auxilios en niños y adultos publicado por Servicio Extremeño de Salud (SES), por no recordar qué brazo de la víctima debe ir estirado y qué pierna encogida. Lo esencial es que sea en diagonal: se encoge la pierna contraria al brazo estirado en el paso anterior, que siempre es el que más cerca está de la persona que auxilie. Por lo tanto, la pierna que se encoge es la más alejada.

“Tras colocarlo en esta posición, si nadie ha acudido en nuestra ayuda, hemos de llamar al 112 para informar de que nos encontramos con un niño inconsciente pero que respira y de dónde nos encontramos”, apunta el equipo del HSJD de Barcelona, que incide también en la importancia de comprobar periódicamente si la víctima respira hasta que llegue la ambulancia. “En caso de que nos parezca que no lo hace hemos de colocarlo nuevamente boca arriba para valorarlo mejor y, si no respira o lo hace de forma ruidosa y con dificultad, comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar”, concluye.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo