Bocadillos para niños

Recreo sano: tres ejemplos de bocadillos nutritivos para niños

Muchas veces los padres recurrimos a la bollería industrial o a otros alimentos ultraprocesados para echar la merienda del recreo a nuestros hijos. Sin embargo, ni la falta de tiempo, ni las prisas son excusas para nutrirlos de manera sana. Estos tres ejemplos de bocadillo lo demuestran.

Lejos de todos los mitos que rodean al pan, es una fuente de cereales increíbles en la edad infantil. De hecho, también está considerado como una buena fuente de hidratos de carbonos y proteínas. Eso sí, siempre y cuando nos decantemos por un pan que no lleve demasiado azúcar en su elaboración: “para mantener la salud, el crecimiento y un nivel adecuado de actividad física, el organismo necesita recibir una cierta cantidad de energía. Esta energía se obtiene de los alimentos y, en concreto, de los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas contenidos en ellos”, advierte Beatriz Navia Lombán, profesora del Departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid.

Y es que, con todos estos beneficios, no nos extraña que las abuelas nos digan que si no nos comemos un buen bocadillo no estaremos suficientemente alimentados durante el día. Y sabemos que, precisamente, son los bocadillos una de las primeras opciones de todas las familias a la hora de preparar el almuerzo de los niños para el cole.

Teniendo en cuenta que el pan es uno de los elementos principales de la Dieta Mediterránea y que esta es, a su vez, una de las más saludables del mundo según la Organización de la Salud, no estaría de más presentar algunas opciones de bocadillos sanos con diferentes tipos de pan que estamos seguros que, sí o sí, triunfarán entre los más peques. Todas aportan un plus a esos ingredientes tan típicos como el pavo, el jamón cocido o el embutido.

Estas tres recetas las hemos elaborado gracias a las aportaciones de ¡Buenos días con Pan!, una iniciativa impulsada por la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados (INCERHPAN). Os advertimos que podéis modificarlas al gusto y que, incluso, podéis cambiar el tipo de pan sugerido en cada elaboración. Eso sí, siempre cercioraros que el elegido esté hecho con ingredientes sanos, naturales y sin aditivos.

Bagel con salchichón

El Bagel es un tipo de pan que se caracteriza por ser redondo y llevar un agujero en el medio; como si de un Donut se tratase. Sin embargo, es mucho más sano que estos bollos industriales, ya que sus ingredientes son naturales. ¿El secreto? Son muy esponjosos porque se cuecen antes de hornearlos.

Te proponemos un bocata de pan bagel con salchichón, queso mozzarella y un chorrito de aceite de oliva para añadir esponjosidad.

Pan gallego con pavo

Todo el que haya estado en Galicia sabrá que aparte de sus mariscos, el pan es uno de los secretos de su gastronomía. ¡Y vaya pan!

Aunque, eso sí, no hace falta estar allí para encontrar una barra estilo gallega como la protagonista de este bocadillo: rellénala con unas lonchas de pavo, úntala con un poco de queso crema y añade unas hojas de lechuga. ¡Una opción riquísima y nutritiva para los peques!

Pan integral con jamón cocido

En esta ocasión, a la típica barra de pan integral (podemos optar por sustituirla por una barra de pan que no sea blanco y que solo esté hecho con diferentes semillas) le añadiremos un poco de jamón cocido, unas rodajas de pepino, un poco de tomate y unas hojas de rúcula. ¿Piensas que a tu hijo no le va a gustar? Deja que pruebe.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo