COVID-19 y niños

Síntomas de gripe, catarro y COVID-19 en niños: ¿cómo diferenciarlos?

Una de las grandes incógnitas de este otoño es cómo diferenciar catarro, gripe y coronavirus en niños cuando, además, sabemos que suelen presentar cuadros asintomáticos para la última afección. Os contamos cuáles son las señales de alerta a las que podéis atender como padres.

sintomas
Fuente: Istock

“Es una pregunta interesante pero difícil de responder porque los síntomas son muy inespecíficos y se pueden solapar perfectamente”. Esta es la respuesta que nos da Antonio Conejo, coordinador del Servicio de Pediatría del Hospital Vithas Xanit Internacional (Benalmádena), cuando le preguntamos por las diferencias de síntomas entre gripe, resfriado y coronavirus en niños.

Los dos primeros son los virus respiratorios comunes otoño tras otoño e invierno tras invierno pero, sin embargo, este año también nos enfrentamos al tercero: el mismo que tiene en jaque a toda la comunidad científica, sanitaria, educativa y familiar.

Y es que, son estas últimas las que más dudas retienen y las que menos información reciben: con motivo de la vuelta al cole se informó que todo niño que presentase un cuadro febril (la toma de temperatura diaria es obligatoria), tos, malestar o cualquier otro síntoma relacionado con la COVID-19 no podía asistir al centro educativo. En ese caso, el progenitor o tutor sería el responsable de avisar y serían las autoridades sanitarias del centro las que pedirían, en caso de ser necesario, una PCR para detectar la presencia del SARS-CoV-2 en el cuerpo del pequeño.

¿Existen síntomas diferentes entre las tres enfermedades?

Pese a que, tal y como y como nos explica el doctor Conejo, teóricamente sí existen diferencias sutiles entre la sintomatología de los tres virus, “es imposible diferenciar un cuadro de coronavirus en ausencia de pruebas complementarias”. Por si acaso, estas son las diferencias que los padres pueden percibir en caso de que su hijo tenga síntomas:

Mientras la gripe suele tener de duración media una semana y presentar cuadros de fiebre alta, sí suele darse en ausencia de síntomas catarrales como la tos o los mocos, que sí son frecuentes en resfriados y, tal y como se ve ahora, en coronavirus. “En el catarro se dan síntomas de congestión como cuadro de mocos o fiebre leve”, comenta el doctor.

En el coronavirus, sin embargo, suele haber algo más de clínica intestinal “aunque es común verlo también en la gripe”, nos cuenta, hay otros síntomas más específicos como la falta de olfato y gusto. Esta, sin embargo, no sería una prueba concluyente en niños: “exige que el niño tenga la suficiente edad como para poder reconocerlo, con lo cual con los pequeñitos es imposible fijarse en este síntoma”, explica.

Para ayudar en la diferenciación, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería ha creado un cuadro con los síntomas de cada virus respiratorio:

¿Qué hacer si el niño presenta algún síntoma?

De acuerdo al protocolo de actuación de los colegios, si algún progenitor observa en su hijo un síntoma compatible con el coronavirus, automáticamente deberá avisar al centro, no llevar al niño a clase y dejar que sean las autoridades sanitarias las que valoren si es necesario realizar una PCR.

Pero, en la práctica, sabemos que las dudas pueden ser muchas: los síntomas se pueden confundir con facilidad. “Si el niño no tiene dificultad respiratoria, si solo tiene tos y mocos, optaría por dejarlo en casa y hacer vida normal”, comenta el pediatra. También aclara que el parámetro que están utilizando para definir a quién se pide PCR es el cuadro febril (fiebre alta) y que, además, también serían síntomas de alarma la dificultad respiratoria y el malestar general.

Por suerte y para la tranquilidad de las familias, el doctor Antonio Conejo también nos ha comentado que en otras partes del mundo donde ya han abierto sus aulas y donde ya han superado el invierno y, por tanto, la temporada alta de catarros y gripes, han observado que estas dos afecciones respiratorias han disminuido este año. ¿Por qué? “Las medidas de confinamiento y de higiene que tenemos no solo sirven para el coronavirus, si no para otro tipo de virus y esto está dando un respiro a la asistencia sanitaria”, explica. Eso sí, es prudente al decir que no podemos a aventurarnos a vaticinar qué pasará en nuestro país, ya que acabamos de empezar el otoño.

La vacuna contra la gripe en niños, ¿una solución?

Mientras los padres se pelean por diferenciar si esos mocos verdes o esa tos seca es catarro o puede ser COVID-19 y mientras la pediatría de Atención Primaria denuncia el colapso al que se está acercando con motivo de la llegada de gripe y catarro, la Asociación Española de Pediatría ha vuelto a hacer un llamamiento con motivo del inicio de la Campaña de Vacunación contra la Gripe 2020.

"Teniendo en cuenta que la época de la gripe empezará a partir de noviembre ,más o menos, para evitar problemas para diferenciar la gripe de la COVID, es muy recomendable que los niños se vacunen de gripe. Esto es fundamental para los niños que se consideran de riesgo y, en general, sería muy recomendable para los niños, que no tienen patología crónica , desde los seis meses de vida", nos cuenta María García-Onieva, secretaria de la AEP y pediatra de atención primaria.

Este año, Sanidad tampoco ha incluido a la población infantil dentro del grupo a quien suministrársela de forma obligatoria y parece que este hecho ha enfadado a los pediatras, ya que no estamos en la misma situación que años anteriores. “este año recomendamos la vacunación de los niños con secuelas respiratorias o neurológicas por COVID-19, circunstancia que no estaba presente antes y que se extiende también para secuelas por otras infecciones o enfermedades”, asegura el doctor Francisco Álvarez, coordinador del CAV-AEP.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}