Consejos para ir al dentista con niños

Superar el miedo al dentista con el juego y la educación

Ir al dentista es una de las cosas que más aterra tanto niños como adultos, sin embargo, es muy importante acudir para la correcta salud bucodental.

También te puede interesar: Cómo enseñar al niño a cepillarse los dientes
Niño en el dentista

¿Divertirse en el dentista? Es posible

La doctora Mónica Mehaudy, especialista en odontopediatría, ha elaborado una serie de pautas para que ir al dentista sea divertido, además de suponer una experiencia educativa. Para que esto tenga lugar, lo más importante es sustituir ese miedo por prácticas más entretenidas, como jugar.

Aquí os dejamos una serie de consejos:

1 Familiarizar a los niños con los instrumentos dentales

Cuando vamos al dentista, hay algunos aparatos que nos asustan, bien por el sonido, bien porque pueden hacer daño, etc. Es importante poder sustituir este miedo por cosas positivas. Por ejemplo, cuando un instrumento suena no necesariamente hace daño, sin embargo, sí que puede hacer cosquillas si conseguimos que nuestros hijos se calmen. 

2. Ayudarles a conocer su boca

Podemos enseñar a los niños dónde tienen los dientes. Es muy fácil, con un simple espejito se puede hacer. Esto hará que se conozcan mejor a ellos mismos y puedan tener más posibilidades de superar su fobia.

3. Dialogar con ellos

Es muy importante dejarles preguntar y responderles, en la medida de lo posible, a todo lo que se planteen. Además, también podemos nosotros hacer distintas cuestiones para que tengan despierta su curiosidad y así puedan llegar a saber las cosas positivas que aportan las visitas al dentista.

4. Enseñarles a cuidar su boca

La salud bucodental es muy importante. Hay que enseñar a los niños a cepillarse los dientes y que, además, lo tomen como un hábito y esto es una tarea complicada. Lo tienen que ver como algo bueno y nunca como una obligación porque si no, no acabarán acostumbrándose a hacerlo. Para que lo tomen como una buena costumbre, lo que podemos hacer es premiarles cuando lo hagan, aunque esto solo funciona por un tiempo. 

5. Crear un ambiente idóneo para el cuidado de la salud bucal

Debemos educar a nuestros hijos para que la visita al dentista sea lo más divertida y cómoda posible. Si dejamos que creen un rechazo, será peligroso para su salud. Una vez que estén en el dentista es importante que la visita se base en juegos, que les enseñemos y que puedan curiosear.

Aquí os dejamos un vídeo muy educativo y divertido sobre cómo se tienen que cepillar los dientes nuestros hijos

Algunos consejos extra

Por otro lado, Alida Moie, educadora infantil, organiza talleres en el colegio de odontólogos de Madrid. Esta profesional también nos da algunas pautas para que nuestros niños superen el miedo al dentista.

El primer paso es saber si la fobia es por una mala experiencia de nuestros hijos en la primera consulta o, si por el contrario, nos ha escuchado a los padres hablar mal de este médico. Asimismo, si vamos a ir al odontólogo, hay que ir diciéndoselo a nuestros hijos con antelación para que ellos se vayan concienciando pero, es muy importante, hablarles en positivo.

Si queréis, cuando llegue el día de ir, podemos llevar algunos juguetes, para que se entretengan mientras esperan su turno, aunque otras veces, en los propios dentistas, suele haber aparatos relacionados con los dientes que sirven para que nuestros hijos aprendan divirtiéndose.

 

 

Fuente: CPS Natural

Etiquetas: dientes, educación, salud, salud bucal, salud niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS