Recomendaciones de cuidado

¿Tiene escayola en verano? Consejos para tu hijo

Justo llegan las vacaciones de verano y el peque está escayolado. Pero eso no significa que no pueda disfrutar. Mira algunos consejos para mantener la escayola cuidada.

niño
Fuente: iStock

Una caída tonta o un mal movimiento ha hecho que el niño acabe con escayola. La malo es que es verano y, claro, con el calor y estando de vacaciones no es para nada agradable tener que llevar un yeso. Sobre todo, cuando apetece más que nunca darse un baño. Veamos algunos consejos para cuidar la escayola en esta época del año y para que el peque disfrute del verano lo máximo posible.

Consejos para cuidar la escayola del niño

No se puede mojar

En verano, con el calor, la playa y la piscina son de lo más apetecibles, pero para que la escayola cumpla con su función, no puede mojarse. En el mercado existen fundas especiales para protegerlas, aunque si se utilizan no deben sumergirse por completo. Estas fundas también son aconsejables para la hora de la ducha, aunque si se trata de niños muy pequeños quizá es mejor bañarlos con una esponja.

Si el niño va a jugar un rato en el agua (sin introducir la escayola dentro) cuando termine, dile que deje un rato el yeso al aire para que su sudor no se condense y acabe humedeciendo la escayola. Una escayola húmeda puede producir una infección o que la piel se irrite. En caso de que se mojase, un remedio es secarla con secador.

Si pica, no debe introducirse nada en el interior

El picor es algo de lo más habitual y precisamente el calor no ayuda a reducirlo. Lo que se debe tener siempre muy presente es que no se debe introducir nada dentro la escayola, aunque sea tentador hacerlo. Por dos motivos, ya no solo porque puede dañarla, sino también porque puede producir alguna lesión en la piel.

Por supuesto, tampoco se recomienda meter polvos de talco, cremas o lociones. Como remedio casero se puede dar un poco de aire frío con un secador o ventilador. También pueden darse pequeños golpecitos por fuera para aliviar los picores. Y en casos más puntuales, podrían recetar al peque antihistamínicos.

Si le duele, que levante las manos

A lo largo del verano, debido al calor, algunas partes del cuerpo, como los pies o las manos, pueden inflamarse. Una solución es levantar el miembro afectado y mover los dedos para estimular la circulación. No obstante, esto no solo se debería hacer en caso de molestia, ya que normalmente los especialistas recomiendan levantar los brazos o los pies en alto por algún tiempo moleste o no. Por este motivo se recomienda llevar un cabestrillo a la altura del pecho.

No se puede recortar la escayola

Lo mejor que se puede hacer es mantener limpia la escayola y procurar que nada se cuele dentro.

Por otro lado, es importante no recortar el yeso. En el caso de que hubiese algún borde irregular que pudiera estar haciendo una herida, debes acudir al centro médico para que valoren qué hacer en cada caso.

Puede que, si no es muy grave, colocando una tirita, llegue a solucionarse. Por supuesto, no debes recortar la escayola del niño solo por su comodidad, recuerda que los especialistas la han colocado así por una razón. 

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo