Variante Ómicron y niños

Variante Ómicron y niños: ¿Cómo les afecta? Lo que sabemos

La variante Ómicron es, sin duda, la gran protagonista de estas fiestas navideñas. Pendientes de los contagios y vacunando a los niños, llega el momento de preguntarse: ¿cómo les afecta a ellos?

La campaña de vacunación de los niños pequeños (los comprendidos entre los 5 y los 11 años) comenzó hace apenas una semana. Justo cuando la nueva variante del SARS-CoV-2, la variante Ómicron, comenzaba a hacer de las suyas alrededor del mundo. Todos, pequeños y mayores, se preguntan cómo afecta esta variante nueva, cuáles son sus síntomas y lo más importante: si las vacunas también son eficaces contra ella.

Pero, además, los padres de niños tienen una preocupación añadida: ¿puede afectar de manera diferente a los más pequeños de la casa? ¿Las vacunas que se les están inoculando les seguirán protegiendo contra ellas? ¿Tiene síntomas diferentes a los que venimos conociendo desde hace un año? Hemos de decir que la evidencia y los datos científicos aún son muy poquitos, pero algo hay. Y es precisamente eso de lo que queremos hablar hoy, de lo que dice la ciencia sobre la relación entre la variante Ómicron y los niños.

Datos que encendieron las alarmas sin tener que hacerlo

Las alarmas se encendieron a principios de diciembre con los datos que comunicaban las autoridades de Sudáfrica, donde comenzó esta variante. Según datos del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Sudáfrica, 52 niños de menos de dos años ingresaron con COVID-19 positivo entre el 14 y el 28 de noviembre en el hospital en una de las áreas metropolitanas.

Eso sí, ya entonces, los científicos sudafricanos no se atrevían a afirmar que la variante fuera más contagiosa en ellos, pues ni siquiera fueron capaces de contabilizar a ciencia exacta los positivos detectados en bebés ingresados. Y es que, muchos bebés no tuvieron acceso a un test diagnóstico y, al llegar con problemas respiratorios, se les trató como a un positivo más (aun teniendo en cuenta la bronquiolitis y la gripe en esta edad). Y, del porcentaje positivo confirmado, solo un pequeño grupo se ha sometido a pruebas genómicas para conocer la variante con la que se han infectado.

Y otra duda más añadida: “Parece que, de hecho, algunos de esos ingresos podrían haber comenzado antes de la aparición de Ómicron”, explicaba la microbióloga clínica Anne von Gottberg a la agencia Reuters. “Estamos lo suficientemente preocupados como para examinar los datos con mucho, mucho cuidado, pero por el momento no estoy demasiado segura de que podamos relacionarlo definitivamente con Ómicron”, añade la profesional.

Un dato más para calmar a las familias es que, de todos los niños ingresados de 0 a 4 años, el 29% tenía una enfermedad grave.

Síntomas de Ómicron en niños

Los estudios que existen hasta la fecha sugieren que Ómicron podría ser más infecciosa que las demás variantes (de hecho, ha llegado a compararse su transmisibilidad con la del sarampión), pero, sin embargo, con síntomas más leves que otras variantes.

Lo que sí se ha visto es un síntoma hasta ahora desconocido en niños. Esta variante, de acuerdo a las palabras de David Lloyd para Sky News, médico de cabecera en Londres, provoca una erupción cutánea que no provoca otras variantes. Se trata de unas manchas en la piel que, según el doctor, son “inusuales”

Con respecto a los demás síntomas, Unicef afirma en su web que “no hay información que demuestre que ómicron provoque síntomas diferentes a otras variantes del virus”.

¿Funcionan las vacunas para los niños contra esta variante?

Esta es otra de las principales dudas de los padres (respecto a niños y a mayores). ¿Las vacunas funcionan contra Ómicron? Los primeros datos disponibles afirman que podría haber una pequeña reducción de la efectividad de las vacunas contra esta variante. Eso sí, de acuerdo a la OMS, “las vacunas utilizadas actualmente siguen previniendo síntomas graves y la muerte por COVID-19”.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo