Vídeo de la semana

¡Nos vamos de vacaciones!

Viajes con niños: Consejos para evitar mareos y vómitos en el coche

Cuando planificamos un viaje, nos preocupa que nuestros hijos se mareen en el coche y que terminen vomitando. Esto no les ocurre a todos los niños, hay algunos más susceptibles de marearse que otros, especialmente los más inquietos. Te contamos cómo evitarlo.

Viajes con niños: Consejos para evitar mareos y vómitos
Fuente: Unsplash

Marearse y terminar vomitando en los viajes en coche es un problema común que sufren muchos niños. Nuestros pequeños se aburren en el coche (¡estar tantas horas sentados es un rollo!) y al ponerse nerviosos y empezar a moverse es común que se mareen.

Existen algunos niños tan propensos a marearse, que no hace falta que hablemos de un trayecto de horas: basta con ir hasta el pueblo de al lado o algún sitio dentro de la misma ciudad, para que el peque se sienta aturdido.

Por suerte, no son pocas las recomendaciones que podéis tener en cuenta para evitar que el niño llegue a marearse y, por supuesto, a vomitar dentro del coche.

Cómo evitar los mareos y vómitos

En primer lugar, hay que saber que las medidas contra el mareo dependen de cada niño, por eso hay que probar varias hasta dar con una que funcione. Estas son algunas sugerencias que pueden ayudar a tu pequeño:

  • Los viajes largos es mejor hacerlos por la noche porque los niños se marean menos cuando van dormidos.
  • El lugar más indicado para poner la sillita es la parte central del asiento trasero, tiene más estabilidad y así el niño puede mirar de frente.
  • Las temperaturas altas y los olores intensos no son buenos.
  • Tampoco ayuda viajar con el estómago lleno. Por lo tanto, el niño debe comer con antelación suficiente al viaje. Si durante el trayecto siente hambre o sed, puede tomar unas galletas y medio vasito de agua.
  • Evita que el pequeño lea un cuento durante el viaje, ya que la lectura mientras el coche se mueve favorece los mareos.
  • Procura que, cuando el niño esté despierto, esté entretenido. Para ello puedes jugar a algún juego como el clásico “veo, veo”, poner algo de música infantil o llevar sus juguetes favoritos para que se entretenga solito durante todo el trayecto.
  • Una excelente opción son los DVDs portátiles. Gracias a ellos nuestros pequeños pueden disfrutar de sus películas favoritas. Al estar entretenidos los niños se olvidarán del mareo.
  • Haz una parada cada dos horas para descansar. Os vendrá bien a todos para estirar las piernas y airear el coche.
  • Evita, igualmente, conducir demasiado rápido o de manera demasiado brusca. Intenta coger las curvas con suavidad o, en caso de haber baches en la carretera, cogerlos lo más despacio posible si no se pueden esquivar.

¿Y si el niño vomita?

El mareo, muchas veces, termina en vómito. Si el niño vomita dentro del coche, conviene estar prevenido (sobre todo si ya le ha pasado con antelación):

  • Siempre hay que llevar bolsas a mano por si nuestro hijo se marea y tiene ganas de vomitar.
  • Si el pequeño vomita a menudo en los viajes, asegúrate de llevar a mano una muda y una toalla para limpiarle.
  • Ponerse nervioso y enfadarse no sirve de nada, solo empeorará la situación. Debes tener paciencia.
  • Si tu hijo lo pasa muy mal porque siempre que viaja se marea, consúltaselo a tu pediatra para que te recomiende algún fármaco contra el mareo.

Continúa leyendo