Enfermedades respiratorias

¿Y si es neumonía?

La neumonía es una de las enfermedades que más afecta a la población infantil. Te damos las claves para poder identificar sus síntomas y también toda la información necesaria para saber en qué consiste y cuál es el tratamiento para hacerle frente.

¿Y si es neumonía?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la neumonía se sitúa como una de las enfermedades infecciosas que más muertes infantiles causan en el mundo (en torno al 15% de la población menor de 5 años). Ataca sobre todo a niños con enfermedades de base o que sufren de malnutrición, pero con una inmunización adecuada y una buena alimentación puede prevenirse. A continuación aclaramos algunas dudas sobre qué es la neumonía, qué síntomas provoca, cuáles son las causas de su aparición y cómo se contagia, entre otras cosas. 

También te puede interesar:

¿Qué es?

La neumonía es una enfermedad infecciosa aguda del tracto respiratorio que afecta a los pulmones. Provoca que los alveólos (pequeños sacos que forman los pulmones) se llenen de líquido y pus, impidiendo el intercambio de oxígeno y creando dificultades para respirar correctamente. La neomnía es más frecuente en niños y ancianos. Tambiénn son más vulnerables a ella las personas con enfermedades crónicas o inmonodeprimidas. 

¿Por qué se produce?

Esta patología puede estar causada por varias agentes. Su origen puede ser vírico, bacteriano o fúngico, siendo la más común la neumonía bacteriana causada por el streptococcus pneumoniae.

X
X
X

Sus síntomas

En las primeras fases de la enfermedad, los síntomas de la neuomnía son parecidos a los de un resfriado o una gripe. Por eso es importante vigilar la evolución del estado del niño. Entre las manifestaciones más frecuentes encontramos fiebre alta, tos (puede ser con expectoración), escalofríos, dolores musculares, cansancio, dificultades para respirar, pérdida del apetito e incluso dolor abdominal. Ante la aparición de los primeros síntomas es importante acudir al médico para que el experto valore la situación y establezca un tratamiento adecuado. 

¿Cómo se transmite?

Se puede transmitir por varias vías, como a través de gotas producidas por la persona infectada cuando tose o estornuda, a través de la sangre o incluso por bacterias que están presentes en el tracto respiratorio de los niños de forma común.

Tratamiento

Para tratar la neumonía bacteriana se recurre generalmente a antibióticos a través de vía oral. El más utilizado suele ser la amoxicilina. Es importante recalcar que todo tratamiento debe ser prescrito por un profesional y no caer en errores como la automedicación. Si tu hijo no mejora o sus síntomas empeoran, no dudes en acudir al médico para evitar que la enfermedad evolucione y pueda provocar riesgos mayores.

Prevención

Aparte de mantener una correcta alimentación, para que los pequeños tengan los nutrientes esenciales, la forma más eficaz de prevenir esta patología es la vacunación. En España, en el calendario de vacunas los niños son inmunizados con la vacuna conjugada 13-valente a los 2, 4 y 12 meses. 

CONTINÚA LEYENDO