El sarampión en el mundo

Sarampión: ¿qué es y por qué están aumentado los casos en el mundo?

Todos hemos oído hablar del sarampión, pero lo cierto es que no mucha gente sabe exactamente qué es y cómo se contagia. Aclaramos, de la mano de los expertos, estos y otros datos acerca de esta enfermedad.

El sarampión es una enfermedad infecciosa que en los últimos años ha provocado un mayor aumento de casos en el mundo. Según El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), entre 2010 y 2017, se calcula que fueron 169 millones de niños los que no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, o lo que es lo mismo, unos 21,1 millones de niños al año. Además, desde la misma fuente informan de que en los tres primeros meses de 2019 han sido más de 110.000 casos de sarampión los que se han registrado en todo el mundo, lo que supone casi un 300% más que en el año anterior durante el mismo período de tiempo. Además, según resultados actualizados publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han registrado más de 34.000 nuevos casos de sarampión en toda Europa en los dos primeros meses de 2019.

Desde Unicef también han querido señalar que para plantar cara a esta enfermedad, son esenciales dos dosis de la vacuna para proteger a los niños, pero la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue en 2017 el 85%, sin embargo, la cobertura de la segunda dosis en el mundo ha sido menor: un 67%.

Por otro lado, en las últimas semanas el sarampión ha cobrado más protagonismo en España, ya que Cataluña informó de 19 casos de sarampión provocados por dos brotes durante el mes de abril y, después, a principios de mayo fueron Madrid y Guadalajara las que registraron unos pequeños brotes que han afectado a más de 40 personas (entre ambas). Según recoge el periódico El País  fuentes de las dos comunidades aseguraron que los contagios afectan a bolsas pequeñas de población no inmunizada, más por una cuestión de edad que por ser afines a pensamientos antivacunas.

Sin embargo, los profesionales sanitarios españoles hacen un llamamiento a la calma afirmando que en España las coberturas vacunales son elevadas, de más del 95% y el impacto del brote de sarampión que está afectando a todo el mundo ha sido mucho menor en nuestro país.

También te puede interesar:

¿Qué es el sarampión y cómo se contagia?

"El sarampión es una enfermedad infecciosa producida por el virus del mismo nombre, que afecta sobre todo a los niños, y que provoca, entre otros síntomas, una erupción en la piel o exantema característico, por lo que se engloba dentro de las enfermedades exantemáticas de la infancia. El virus sólo puede sobrevivir teniendo como reservorio al ser humano, y su contagio se produce fundamentalmente por vía respiratoria, al tener contacto un individuo no inmunizado con las secreciones infectadas de un enfermo. Es importante conocer que la capacidad infecciosa del virus en pacientes no vacunados es muy alta, y que el paciente infectado puede contagiar la enfermedad entre unos cuatro días antes y unos cuatro días después de salir el exantema, por lo que la vía fundamental de prevención consiste en la vacunación generalizada", explica el doctor Javier Miranda, jefe de pediatría del Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime, Vithas Nisa 9 de Octubre y Vithas Nisa Virgen del Consuelo.

¿Cuáles son sus síntomas y sus consecuencias?

Es importante conocer los síntomas de esta enfermedad para poder estar alerta y actuar lo antes posible: "existe un periodo de incubación de entre 8 y 12 días desde el contagio al inicio de los síntomas, que inicialmente son inespecíficos: fiebre elevada, tos seca, secreción nasal y/o conjuntivitis. En esta fase pueden aparecer unas manchitas rojas, con el centro blanquecino-azulado, en la mucosa del interior de las mejillas, conocidas como Manchas de Koplik, características del sarampión. Cuando unos días más tarde aparecen las manchas en la piel lo hacen generalmente en la frente y la cara, y posteriormente van apareciendo en el tórax, abdomen y las extremidades, de arriba hacia abajo. Son máculas rojas o pardo-rojizas, con pequeñas pápulas sobreelevadas", explica el doctor Miranda, que también añade que, generalmente, la fiebre suele desaparecer al cabo de unos días, pero pueden producirse complicaciones: "como la otitis media, bronconeumonía, laringotraqueo-bronquitis o diarrea, e incluso la aparición de una encefalitis aguda, cuadro neurológico que a menudo lleva al daño cerebral permanente e incluso a la muerte. De forma más infrecuente puede producirse la panencefalitis esclerosante subaguda, una rara complicación neurológica tardía en pacientes que pasaron un sarampión unos 7-10 años atrás, que produce deterioro intelectual, alteraciones de conducta y convulsiones. Desde la introducción de las vacunas este cuadro prácticamente ha desaparecido", matiza Miranda.

¿A qué edad se recomienda la vacuna y cómo es su administración?

La vacunación es la gran aliada para combatir y evitar esta enfermedad, la vacuna triple vírica y las vacunas tetravíricas son las encargadas de hacerlo: " el virus del sarampión es uno de los componentes de la llamada vacuna “triple vírica”, que incluye además al virus de la parotiditis (paperas) y de la rubéola. También existen vacunas “tetravíricas” que contienen al virus de la varicela junto a los tres anteriores. La pauta completa de vacunación comprende dos dosis. En general, se recomienda administrar una primera dosis a partir de los 12 meses de vida y una segunda dosis a los 2-4 años, tal y como se hace en los calendarios nacionales financiados en España. En situaciones epidemiológicas de alto riesgo (epidemias, etc.), se podría administrar a partir de los 6 meses de edad. En esos casos excepcionales, las dosis administradas entre los 6 y los 12 meses no contarían como válidas a la hora de completar el esquema vacunal del niño, por lo que necesitaría 2 dosis más a partir de los 12 meses, como si no se le hubiera puesto ninguna dosis antes. La vacuna se puede administrar por vía subcutánea o intramuscular el mismo día que cualquier otra vacuna del calendario financiado, incluso la vacuna antimeningocócica B de 4 componentes (Bexsero®)" explica el doctor Antonio José Conejo Fernández, pediatra del Hospital Vithas Xanit Internacional (Benalmádena).

El riesgo del movimiento Antivacunas

Expertos en enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos han afirmado que el sarampión podría volver con fuerza por culpa del movimiento antivacunas, además de la tendencia y las cifras de las que hablábamos antes, por eso, es tan importante contrarrestar con información los argumentos antivacunas que pueden llegar a ser tan peligrosos:" las dudas que se generan en torno a la vacunación no tienen ningún fundamento real, pero calan porque son comprensibles desde algunas perspectivas. Todos queremos lo mejor para nuestros hijos y, si carecemos de formación al respecto, cualquiera podría dudar de muchos aspectos relacionados con la vacunación si atendemos a la enorme cantidad de información de que disponemos hoy en día sin ningún tipo de filtro que diferencie entre los datos veraces basados en la evidencia científica y los bulos interesados que circulan en la red. Por tanto, mi principal consejo sería que, antes de tomar cualquier decisión, los pacientes acudan a profesionales expertos y capacitados, empezando por su pediatra, principal responsable de la salud durante la infancia y la adolescencia. Por otro lado, es importante que se consulten fuentes de información fiables y de calidad. A este respecto, es muy recomendable visitar la web del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, donde se podrá encontrar información clara, veraz y contrastada sobre esta y otras vacunas" asegura el Doctor Fernández. 


Si hay algo que debemos tener claro es que las vacunas son uno de los mayores avances en salud de la historia de la humanidad. Han salvado, salvan y salvarán vidas, hasta la fecha millones de ellas y lo siguen haciendo a diario: "como cualquier otro medicamento o producto biológico, tienen en ocasiones algunos efectos adversos, pero son infinitamente menos frecuentes y graves que los que producen las enfermedades que previenen. Tener dudas sobre vacunar o no a sus hijos solo traduce un profundo desconocimiento de la realidad. Pero nunca es tarde para empezar" anima el experto.

Situación en España

Hemos hablado anteriormente de la situación del sarampión en nuestro país, pero para tener una idea más completa, recurrimos al último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, con datos de 2018, que indica que se produjeron es España 221 casos de sarampión declarados, con una tasa de 0,47 casos por cada 100.000 habitantes. Según datos europeos entre el 1 de marzo de 2018 y el 28 de febrero de 2019, esta incidencia se mantiene entre las más bajas de Europa, lejos de las tasas de países como Rumanía (13,07 casos por cada 100.000 habitantes), Francia (24,74 casos por cada 100.000 habitantes) o Italia (24,98 casos por cada 100.000 habitantes), los cuales tienen bajas coberturas vacunales.

"La incidencia de casos de sarampión está en relación directa con la cobertura vacunal en cada país y región. Gracias a las altas coberturas vacunales de que disponemos en España, de más del 95%, el impacto del brote de sarampión que está afectando a todo el mundo ha sido mucho menor en nuestro país. Mantener esta elevada cobertura es capital para que el brote actual de sarampión pueda ser controlado y, en un futuro, la enfermedad pueda ser erradicada gracias a las vacunas" concluye el doctor Fernández.

Información contra los argumentos antivacunas y vacunas para frenar y combatir el sarampión: dos ideas claves para plantar cara al avance de esta enfermedad.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.