Sistema inmunológico infantil

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico infantil para evitar contagios?

La vuelta al cole está próxima y los menores de doce años todavía no pueden vacunarse frente a la COVID-19. Es más importante que nunca que mantengamos fuerte y saludable su sistema inmunológico frente a posibles infecciones.

El curso 2021-2022 está a la vuelta de la esquina. La pandemia seguirá siendo la protagonista esta vuelta al cole, aunque con una particularidad: la vacuna ya se encuentra entre nosotros.

Eso sí, los estudiantes de Educación Infantil y Educación Primaria todavía no tienen una vacuna aprobada para su uso, por tanto volverán al cole sin estar vacunados. ¿Significa esto que tienen más posibilidades de contagio? Si guardan las medidas sanitarias pertinentes y, además, se protegen contra el virus, no tiene por qué suponer mayor peligro que para el resto de la población.

A sabiendas de que no es posible inocular ningún suero en menores de doce años, es más importante que nunca que estén sanos y que protejamos todo lo posible su sistema inmunológico frente a posibles infecciones. ¿Cómo hacerlo? Existen algunas cosas muy sencillas que los padres podemos llevar a cabo para fortalecer y mantener en su línea el sistema inmunológico infantil.

Las nombramos a continuación para que las tengáis presentes durante todo el curso escolar:

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico de los niños?

Ten presentes las siguientes recomendaciones:

  1. Añade color a su dieta: las plantas coloridas, como las verduras de hoja verde, las frutas cítricas y las verduras crucíferas, tienen un alto contenido de nutrientes y son buenas para el sistema inmunológico.
  2. Promueve una buena salud intestinal: asegúrate de que tu hijo consuma una cantidad adecuada de fibra dietética, ya que ayudará a su salud intestinal y, a su vez, a su función inmunológica. Además, puedes ayudarles a desarrollar una buena microbiota dándoles alimentos con altas cantidades de probióticos.
  3. Crea un ambiente de sueño saludable: asegúrate de que el dormitorio de tu hijo sea cómodo y esté libre de estímulos. La Academia estadounidense de Medicina del Sueño recomienda que los niños entre seis y doce años duerman doce horas por la noche y, si tienen entre 13 y 18, se recomiendan de ocho a diez horas
  4. Enséñales a manejar el estrés de manera saludable: experimentar estrés crónico puede hacer que el cuerpo de tu hijo pierda la capacidad de regular las respuestas inflamatorias normales.
  5. Mantenles físicamente activos: pequeñas cantidades de movimiento, como caminatas familiares diarias (no ejercicio intenso), pueden beneficiar el sistema inmunológico de tu hijo
  6. Lidera con tu ejemplo: la mejor manera de promover estos hábitos saludables es realizarlos tú mismo, ya que es probable que los niños modelen el comportamiento de sus padres
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo