Cáncer Infantil

Investigación contra el cáncer infantil en España: ¿hacia dónde vamos?

A día de hoy, 7 de cada 10 niños consiguen superar el cáncer infantil, sin embargo, sigue quedando mucho camino por andar y muchos avances que conseguir. Hablamos de la situación del cáncer infantil en España.

Texto Cristina Cantudo/Vídeo: Pablo C.B

El cáncer es la principal causa de muerte en España, un dato que nos alerta de lo necesaria que es la investigación para poder lograr avances contra esta enfermedad. Según la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, cada año se diagnostican en nuestro país unos 1.400 nuevos casos de cáncer infantil y, aunque la tasa de supervivencia de esta enfermedad en niños es bastante alta (alrededor del 70%), queda mucho camino por recorrer.

Antonio Pérez, Jefe del servicio de oncología infantil de la Paz y Director de la Unidad Cris de Terapias Avanzadas financiada por Cris Contra el Cáncer (una organización sin ánimo de lucro que fomenta y financia proyectos de investigación para el tratamiento y cura del cáncer infantil) nos cuenta cuál es la situación de la investigación contra el cáncer infantil en España y hacia dónde vamos.

¿Cómo se le explica a un niño que tiene cáncer?

Una de las situaciones más delicadas cuando hablamos de cáncer infantil es cómo dar esta noticia a un niño o cuánta información es conveniente darle. Ante este tema el doctor Antonio Pérez lo tiene claro: la clave es el sentido común: “la edad pediátrica es muy heterogénea, tenemos desde recién nacidos hasta adolescentes o adultos jóvenes, la clave es el sentido común. Siempre se da la información al paciente y a los padres y se da de una forma adaptada a lo que cada familia necesita. Se da de menos a más, se va tratando de responder a las inquietudes que tenga el paciente, hasta que llega el momento que no es necesario informar más porque ya han entrado en la rutina y conocen todo. Cada paciente y cada familia es diferente y nosotros debemos tener la capacidad de adaptar la información a cada entorno, no hay una receta única, hay que examinar bien al paciente y la familia, ver qué quieren saber. La noticia es dura, por eso hay que saber darla para que, dentro de la dureza, se genere algo positivo”. Además, el doctor Pérez hace un llamamiento al optimismo: “a día de hoy 7 de cada 10 niños consiguen superar esta enfermedad, nos queda mucho por hacer, pero es una enfermedad que se cura en niños en un porcentaje mayor que en adultos”.

¿Qué es lo más duro y lo más gratificante de tu trabajo?

No cabe duda de que trabajar como médico supone pasar por algunas experiencias ciertamente duras, más si hablamos de especialidades como la oncología infantil. Para el Doctor Pérez lo más duro es el sentimiento de impotencia: “la sensación de impotencia cuando ves el trabajo realizado, pero te encuentras con que no hay recursos económicos o ves que hay problemas de gestión burocráticos, hay cosas que no dependen de uno, pero que impiden desarrollar avances, para mí eso es muy frustrante. Nos topamos con ello a diario y te das cuenta de que no avanzas, de que no depende del investigador ni del equipo”.

Sin embargo, lograr avances médicos en un campo como la oncología infantil también deja momentos y experiencias muy gratificantes a los profesionales que se dedican a ella: “a pesar de ese entorno desfavorable y poco motivador de trabas ajenas a ti, hay pacientes que se benefician de algo que tú has pensado o diseñado y eso, como médico, es muy gratificante”.

¿Hacia dónde crees que se dirige la investigación contra el cáncer infantil?

La investigación en materia de cáncer infantil ha avanzado mucho desde hace unos años y las perspectivas son positivas, ya que se está apostando por diferentes líneas: “la investigación avanza en dos sentidos, por un lado en tratar de conocer por qué se produce el cáncer en niños, que desconocemos la causa, pero a día de hoy ya podemos afirmar que en un 10 % de los niños que tienen cáncer tienen una predisposición desde que nacen a desarrollar cáncer en algún momento de la edad pediátrica y el segundo campo en el que se está investigando o hacia donde va la investigación es hacia la inmunoterapia, es decir, a tratar de buscar tratamientos que sean muy eficaces y tengan pocos efectos adversos y que traten de estar alineados con lo que el sistema inmune de los niños sanos y de los adultos sanos hace, que continuamente elimina células tumorales, ese es el mejor medicamento que tenemos, por eso hay que tratar de entenderlo y reforzarlo. Ahora mismo esas dos líneas son las más punteras y las que a medio plazo nos pueden dar la respuesta a cosas que todavía no sabemos”.

¿Hay diferencias en la investigación contra el cáncer en España respecto a otros países?

Para profundizar y saber más sobre cuál es la situación de la investigación en España respecto al cáncer infantil, hay una pregunta que podemos hacernos: ¿hay diferencia con otros países? Lamentablemente la respuesta del experto es tajante en este punto: “hay muchísima diferencia”, afirma con contundencia: “tanto en estructura, como en recursos económicos…es la noche y el día. El modelo de la investigación en cáncer infantil yo creo que está mal planteado. En España hay muchos centros, muchos hospitales que atienden a niños con cáncer, 40 ó 50 hospitales que dan asistencia a niños con cáncer, eso puede ser una buena noticia o puede ser una mala noticia, depende de cómo se lea. Para mí es una noticia mala porque es una enfermedad tan poco prevalente, son tantas enfermedades raras, que necesitan estar concentradas en hospitales para poder tener experiencia suficiente y, en segundo lugar, para poder investigar sobre ellas. La dispersión genera la situación que tenemos ahora”.

Además, para el Jefe del servicio de oncología infantil de la Paz, este aspecto que considera negativo, se intenta transmitir como un punto positivo y diferenciador: “políticamente se vende como que cualquier niño de España, viva en Madrid, Guadalajara, Granada o en Huesca va a tener acceso a un especialista en cáncer. Para mí debería de gestionarse de otra manera". En esta misma línea, el doctor Pérez apunta a que un cambio en la forma en la que está organizado el modelo de investigación en cáncer infantil, bajo su punto de vista, podría traer más resultados: “La perspectiva de nuestro país respecto al cáncer es asistencial. El cáncer infantil necesita de la investigación para hacer una buena asistencia, por tanto, la concentración de los recursos de investigación debe de hacerse donde están los niños, por eso, si concentramos los niños, podemos concentrar la investigación y este es el planteamiento que tienen en otros lugares del mundo. Hacer centros monográficos de cáncer infantil sería clave para poder juntar a tofos los grandes especialistas, investigadores, etc. El perjuicio que tiene esto es que, por ejemplo, un niño de Granada tendría que desplazarse, por poner un supuesto, a Ciudad Real. El mejor centro del mundo de cáncer infantil no está en Nueva York, ni en Los Angeles, está en Memphis, por ejemplo. Yo creo que los recursos de investigación hay que concentrarlos, el cáncer infantil debe estar concentrado, como todo el conocimiento, si queremos progresar hay que concentrar los recursos y los conocimientos”.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo