Obesidad infantil

Salud infantil en riesgo por los anuncios de comidas y bebidas azucaradas

Un nuevo estudio llevado a cabo por tres investigadoras españolas ha concluido que los anuncios más vistos por los niños españoles están protagonizados por productos que no tienen valor nutricional y que, sin embargo, muestran una cara muy alejada de la realidad.

¿Quién no recuerda la mítica canción de muchos anuncios infantiles de cereales, bollos y hasta refrescos de cuando éramos pequeños? Pues nada ha cambiado: estas publicidades audiovisuales siguen transmitiéndose en televisión dirigidas a un target claro: los niños. Se emiten en prime time, en franjas horarias en las que los pequeños están enganchados a su serie favorita y, lo que es peor, estos son los anuncios que más consumen.

Así lo demuestra una investigación llevada a cabo por dos investigadoras de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) y otra de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y publicada recientemente en la Revista ‘Nutrients’. La misma analizó entre 2016 y 2018 los anuncios emitidos en la franja horaria más vista por los niños y niñas de 4 a 12 años: en primer lugar midieron la calidad nutricional (basada en la etiqueta Nutriscore, un código de colores que indica si los alimentos son más o menos saludables). Después, hicieron una correlación entre el valor nutricional de estos productos y la estrategia que se había utilizado como reclamo publicitario en la pieza.

¿Conclusión? Algo alarmante: por desgracia, a medida que baja la calidad nutricional de los productos, aumenta la presencia de elementos que transmiten ideas relacionadas con experiencias positivas, que nada tienen que ver. Y, curiosamente, de acuerdo a las palabras de Mireia Montaña, una de las investigadoras encargadas de dicho estudio, “estos estímulos alientan a los niños, muy vulnerables ante estas estrategias discursivas, a consumir estos productos porque les ofrecen emociones y experiencias positivas de la compra”. De hecho, advierte que este hecho es bastante alarmante porque no ayuda en absoluto a acabar con la obesidad infantil que en la actualidad afecta a más del 40% de los niños españoles. De hecho, según datos de la World Obesity Federation, España encabeza el ranking europeo de obesidad en niñas de entre 5 y 10 años. Además, se ha demostrado que existe una relación estrecha entre la clase social o el nivel socioeconómico y la obesidad y los expertos creen que prevenir este mal, pasa, entre otros, por el cuidado del estado emocional y psicosocial en la infancia.

Volviendo al estudio y como posible solución al sobrepeso infantil, las expertas creen que es primordial establecer un control más exhaustivo de los anuncios de productos con escaso valor nutritivo y aplicar algunas normas que autorregulen la publicidad alimentaria que se dirige a los más pequeños.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo