Ser Padres

Dice mentiras

Últimamente, nuestro hijo de cuatro años y medio no para de decir mentiras: «mañana es mi cumpleaños», «he comido verduras», «yo no he sido, lo ha hecho mi hermana»... ¿Qué hacemos?

Los niños pequeños tienen una viva fantasía y no la distinguen de la realidad, por lo que muchas veces la deforman sin que lleguen a ser «mentiras». Es mejortomar estas cosas como un juego cuando no tienen mucha importancia.No hay que darles demasiada trascendencia.
De todos modos, a la edad de tu hijo, lo que dice puede ser malinterpretado, crear confusión o incluso hacer daño. Así que lo que tenéis que hacer es comentarle que no está bien decir una cosa que no es cierta y explicarle el motivo. Eso sí, sin dramatizar ni culpabilizarle en exceso
tracking