Ser Padres

Mi hijo no come carne, porque le da pena

Mi hijo de cuatro años y medio ha comido siempre de todo y además era un tragón. Desde hace unos meses pregunta de qué animal es la carne y después dice: «pobrecito» y no quiere tomarla. No sé qué hacer.

Los animales son los protagonistas de los cuentos infantiles, el niño se identifica con ellos y se divierte con sus aventuras.
A partir de los cuatro años el pequeño empieza a distinguir entre fantasía y realidad, por eso cuando toma un filete de pechuga es consciente de que está comiendo un pollo y se siente mal.
Esa reacción de rechazo suele ser pasajera,no hay que insistirle ni tratar de convencerle. Además, el hecho de no tomar carne durante un tiempo no va a causarle carencias.
La carne es una fuente de proteínas de alto valor biológico, un nutriente que se obtiene a través del huevo, el pescado y las legumbres mezcladas con cereales (lentejas o garbanzos con arroz).
.
También te puede interesar...
tracking