Ser Padres

Tuvo una pesadilla y teme dormir sola

Mi niña de 3 años y medio lleva una temporada muy rebelde. Tuvo una pesadilla que la asustó mucho. La dejamos dormir en nuestra cama y fuimos permisivos con ella durante las vacaciones de Navidad, advirtiéndole de que cuando empezara el cole tendría que volver a su cuarto. Pero ahora coge rabietas si intentamos que duerma sola.

Da la sensación de que tu hija no tiene un problema de sueño sino de límites. Está probando hasta dónde sois capaces de llegar y utiliza los recursos que sabe que pueden funcionar porque os hacen dudar acerca de qué hacer.
Si el niño tiene un mal sueño o una pesadilla, hay que tranquilizarle y acompañarle, si hace falta durante varios días, hasta que se le pase el susto, pero sin sacarle de su habitación.
Cuando un niño tiene una pesadilla, hay que tranquilizarle y esperar a que se le pase. Pero al día siguiente, lo mejor es que duerma en su habitación,aunque probablemente habrá que acompañarle en su proceso de adormecimiento hasta que vuelva a sentirse seguro. Retrasar la vuelta a su cuarto no ayuda, porque el día que tenga que volver (que no querrá), aunque sea dentro de un año, se va a enfadar y va a tener una rabieta.
Por lo tanto, hay que transmitirle, con seguridad, que aunque no le guste, es lo que va a suceder.
Si esto puede suponer una lucha de poder y no estáis preparados para soportarla,podéis proponerle acompañarla en su cuarto hasta que se duerma y hacerlo (nada de engañarla y salir antes de que se haya dormido, porque entonces generaríais en la niña desconfianza e intranquilidad a la hora de dormir). Una vez que ella ya haya cogido confianza y se duerma rápidamente, podréis ir retirando vuestra presencia progresivamente.

Director médico de la Unidad del sueño infantil de la clínica Quirón de Valencia. Master en Terapia de Modificación de Conducta. Especialista en Medicina de los Trastornos del Sueño.

tracking