Ser Padres

El sueño en el segundo semestre de vida

Desde que ha cumplido seis meses, mi hijo Alejandro tiene un sueño muy inquieto. Además, amanece muy temprano y únicamente se tranquiliza si le llevo a mi cama. ¿Cómo debo actuar?

Entre los seis y los nueve meses de vida, el niño aprende a dormirse como lo va a hacer durante toda su infancia. Por ello, y para evitar problemas de sueño en el futuro:
- Convienetrasladarle a su propio cuarto, en el caso de que no lo hayáis hecho ya.
-Deja abierta la puerta de su habitación. Eso aumentará su sensación de seguridad.
-Regálale un juguete suavepara que sea su compañero de cuna y le sirva de objeto de transición. Le dará seguridad y bienestar cuando se despierte por la noche.
-Durante el día, responde a sus temoresde separación cogiéndole y tranquilizándole siempre que lo necesite. El contacto físico disminuye la ansiedad nocturna.
tracking