Adicciones en adolescentes

Adolescentes adictos al juego: ¿por qué se produce la ludopatía?

Se está convirtiendo en uno de los grandes problemas de los jóvenes de hoy en día: la adicción por los juegos de azar y las apuestas. Y es que, cada vez son más los casos de adolescentes que padecen ludopatía. ¿Quieres saber cuáles son las causas que pueden producirla?

moviles
Fuente: iStock

Si piensas en la palabra “adicción” es posible que tu mente la asocie automáticamente a ciertas sustancias como las drogas, pero la realidad es que no solo el abuso de estos estupefacientes puede ser adictivo. Hay otras adicciones problemáticas, y una de ellas -cada vez más- son los juegos de casino y las apuestas. Una tendencia que hoy en día está bastante presente entre los adolescentes y que puede tener muchas repercusiones negativas para ellos.

A este problema se le conoce como ludopatía o juego patológico y se refiere a la incapacidad de una persona para dejar de jugar a juegos de azar o para poner fin a las apuestas, aun sabiendo los efectos negativos que implica.

Lo cierto es que actualmente se trata de una auténtica lacra para la sociedad pues con la existencia de Internet, la ludopatía se ha extendido más allá del “tapete verde” en el casino y casi cualquier persona puede acceder a estos juegos a través de aplicaciones móviles, sobre todo los jóvenes. Por ello, aunque las casas de apuestas tengan prohibido el acceso a menores, estos, al estar tan familiarizados a las tecnologías, pueden acceder sin problema de forma online, lo que causa que sea aún más sencillo caer en esa compulsión por el juego.

Causas de la ludopatía

Pero… ¿Qué es lo que produce que los más jóvenes sientan especial atracción por esta actividad? Lo primero que hay que tener en cuenta es que la adolescencia es una etapa complicada en la que se viven cambios de muchos tipos. Por eso, el ambiente familiar y social del adolescente se vuelve algo fundamental a la hora de afrontar situaciones difíciles.

En este sentido, la ludopatía puede actuar como una especie de táctica o solución para superar sus problemas emocionales. Por ello, suele ser habitual que los jóvenes con este problema suelan vivir en un contexto familiar conflictivo en el que hay ausencia de cariño y cohesión.

Por otro lado, un factor a tener en cuenta puede ser el hecho de que jugar a estos juegos es una forma de ganar dinero de manera fácil, y si pensamos en que a esa edad normalmente los ingresos de los que se dispone no son muy altos, es una forma de tener independencia económica, en especial si pensamos en familias con medios reducidos.

Asimismo, la ludopatía puede asociarse a la satisfacción de “ganar un premio” como lo es el dinero, o una “ganancia”, por ejemplo, ese entusiasmo por obtener el resultado ganador o incluso, la interacción con personas o la aceptación social en un grupo.

También, este juego patológico puede relacionarse con otros problemas mentales de carácter individual, tales como: trastornos anímicos (como depresión), hiperactividad, ansiedad, consumo de sustancias o trastornos de personalidad.

Además, si la propia persona está acostumbrada a no poner límites en el uso de las tecnologías y está siempre en línea, si sus padres no establecen algunas normas básicas, o si tiene tendencia al ocio excesivo es mucho más fácil que no tenga la capacidad para autolimitarse y pueda adquirir ludopatía.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo