Adolescentes y redes sociales

Atención plena para reducir el estrés de las redes sociales en adolescentes

Las redes sociales tienen multitud de ventajas, sin embargo, también pueden convertirse en un foco de estrés. Sobre todo, para adolescentes. Utilizar la atención plena puede ayudar a reducirlo.

chica
Fuente: iStock

No hay duda de que las redes sociales son una buena forma de mantenerse conectado a los demás, de entretenerse y de informarse. Los adolescentes lo saben bien. Sin embargo, también es cierto que pueden convertirse en fuente de estrés, ya que a veces es inevitable compararse con los demás, aunque sea inconscientemente. Veamos cómo utilizar la atención plena para reducir este problema.

Las redes sociales y los adolescentes

Ahora mismo se nos hace imposible imaginar una vida sin las redes sociales, se han vuelto herramientas esenciales para comunicarnos y también para estar conectados e informados. Tienen muchísimas ventajas, pero una realidad es que para los jóvenes de hoy en día pueden ser motivo de estrés.

El estrés se genera especialmente porque de manera consciente o inconsciente tendemos a compararnos con los demás. Y claro, cuando lo que se comparte en las redes normalmente suele ser todo “perfecto”, tendemos a pensar que nuestra vida no es tan ideal como la de los demás. Y esto puede afectar mucho a nuestra autoestima. Más aún si la conexión es permanente y lo hacemos continuamente. Un problema muy común especialmente en adolescentes.

Para tratarlo, generalmente se recomienda desconectarse, pero esto no es sencillo para los más jóvenes, ya que hacen la mayor parte de su socialización a través de ellas. No obstante, una forma de que puedan seguir utilizando las redes al mismo tiempo que tienen una buena autoestima es utilizar la atención plena.

¿De qué trata la atención plena?

La atención plena (también conocida como mindfulness) es una manera de vivir que lo que busca es vivir el momento.

El objetivo es ser conscientes de lo que ocurre en nuestro entorno, a nuestro alrededor, y de cómo nos sentimos con nosotros mismos. Además, también de tomarse un tiempo para disminuir la velocidad que a veces nos obliga a llevar la vida y de manejar nuestras emociones y niveles de estrés.

Pues bien, esta técnica se puede aplicar a la experiencia de las redes sociales, y puede ayudar mucho a adolescentes y jóvenes a controlar sus emociones cuando les llega tanta información de su entorno. Veamos algunas estrategias.

Cómo utilizar la conciencia plena: estrategias prácticas

Si crees que tu hijo adolescente puede estar pasando por una situación de estrés debido a las redes, prueba a recomendarle los siguientes puntos:

  • Sé consciente de ti mismo y de cómo te sientes. Muchas veces al estar navegando dentro de una red social nos dejamos llevar sin ser conscientes de nada. Prueba a pensar en cómo te sientes en ese momento y en cómo te hacen sentir las publicaciones que ves. Trata de descubrir si tienes algún cambio de humor. Y si te das cuenta de que tienes emociones negativas, no pasa nada, darte cuenta puede ayudarte a aliviarlas.
  • Controla el tiempo que le dedicas a la tecnología. Es muy normal que a veces no seamos conscientes del tiempo que invertimos en usar las redes. Para ello, existen aplicaciones que se dedican a revisar el tiempo que se utiliza en cada aplicación. Aunque solo es una opción, puede ser una buena idea para ser consciente del tiempo invertido y a partir de ahí de crear buenos hábitos.
  • Enfrenta la realidad. Piensa en el uso que haces de las redes, si muchas veces publicas cosas solo por el hecho de recibir atención e intentar animarte o dejar de estar aburrido, es probable que esa satisfacción sea temporal. Es decir, que si publicas en redes para mejorar tu estado de ánimo, quizá lo más conveniente es buscar otras formas de animarte.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo