Cuidados para la piel

5 claves para prevenir el melanoma en la adolescencia

¿Sabías que la ropa de color oscuro nos protege más del sol? Nuestros hijos deben cuidarse cuando salen a la calle o cuando van a la playa o la piscina. Aquí te comentamos algunos factores para concienciar sobre el cáncer de piel.

Tal y como cuenta el portal de Cáncer.net, la piel protege contra las infecciones, lesiones y ayuda a regular la temperatura corporal. Si embargo, parece que a la hora de exponerse al sol, este hecho tiende a olvidarse.

Por ello, todos los expertos insisten en esta idea: hay que autocuidarse. Si existe un cáncer fácil de prevenir y diagnosticar ese es el cáncer de piel tipo melanoma, tal y como explican desde la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). ¿Qué es el melanoma? La AEDV especifica que es un "tumor maligno de la piel que tiene su origen en los melanocitos (las células que dan color a la piel)".

Cuando nuestros hijos salen con sus amigos a la playa o a la piscina les pedimos que se lleven el protector solar para que se protejan la piel contra los rayos UVA. Porque una de las causas de este cáncer es la exposición al sol pero, ¿hay otros factores? Sí, la presencia de lunares en la piel, tener el pelo o los ojos claros y también poseer antecedentes familiares de melanoma hacen que aumente el riesgo de padecerlo, según cuentan desde la AEDV.

¿Cómo transmitir a los adolescentes que han de cuidarse contra el cáncer de piel?

La Academia Española de Dermatología y Venereología relata que los hábitos en la infancia y la adolescencia pasan factura con los años y por eso siempre hay que protegerse del sol. Como señala la doctora Ángeles Flórez Menéndez, "la incidencia del melanoma se podría reducir si desde la niñez se establecieran hábitos dermosaludables, ya que el daño que provoca la radiación ultravioleta se va acumulando a lo largo de la vida".

Como padres debemos controlar los hábitos que tienen los adolescentes cuando salen a la calle o pasan un día entero expuestos al sol. Y es que, es una etapa difícil, llena de cambios que hacen que nuestros hijos estén un poco más irascible y tiendan a no tener en cuenta todo lo que les decimos.

Por eso, hay que  transmitirles medidas de protección, pero recordando que no lo hacemos para fastidiar, sino porque es lo que recomienda los expertos y que, de no hacerlo, las consecuencias las verán cuando sean adultos.

Te dejamos 5 claves que puedes transmitir a tu hijo adolescente y que vienen recomendadas desde la Asociación Americana de Cáncer:

  1. Protegerse contra los rayos UVA: no se trata de evitar completamente el sol, pero si de tomar ciertas medidas como permanecer más tiempo resguardados manteniéndonos en la sombra. Tenemos que utilizar cremas solares para que, en la medida de lo posible, nuestra piel esté protegida.
  2. Utilizar ropa adecuada: la ropa de color oscuro generalmente otorga más protección que los colores más tenues. Asimismo, las telas con un tejido más tupido tienden a defendernos del sol al igual que la ropa seca y no la mojada.
  3. Siempre con gafas de sol: uno de los sitios más sensibles de la piel es alrededor de los ojos ya que es una parte delicada. Desde la Asociación Americana de Cáncer inciden en que pasar demasiadas horas al sol sin proteger los ojos aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedades.
  4. Prestar atención a los lunares: tenemos que autoinspeccionarnos para observar o identificar si tenemos algún lunar que vemos que ha cambiado o notamos algo anormal; debemos ir al médico para que lo examine.
  5. Nutrirse de la vitamina D: a través de una dieta equilibrada o con suplementos vitamínicos (siempre bajo prescripción medica).

Continúa leyendo